Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuenta atrás en Herzeg-Bosna

Croatas y musulmanes de Bosnia ultimaban ayer en la Embajada de EE UU en Sarajevo la fórmula política para la extinción de Herzeg-Bosna, la república autónoma creada por los nacionalistas bosniocroatas a la sombra de Zagreb. Washington ha emplazado a Croacia para que hoy sea abolido el Estado secesionista, que pone en peligro la viabilidad de la Federación de croatas y musulmanes en Bosnia apadrinada por EE UU en 1994. Los acuerdos de Dayton sólo reconocen dos entidades políticas en Bosnia: la Federación croato-musulmana y la Republika Sprska (serbobosnia). Los líderes de los bosniocroatas (700.000 habitantes) exigen ahora que los bosniomusulmanes (dos millones) renuncien a su hegemonía política tanto en la Federación como en el Gobierno central bosnio que ambos comparten con los serbobosnios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de agosto de 1996