Batalla campal entre punkis y policías en el norte de Alemania

Cientos de jóvenes punkis protagonizaron ayer una batalla campal con la policía alemana en el centro de Bremen, al norte del país. Cuatro agentes resultaron heridos. Los punkis, que trataban de celebrar como todos los años lo que denominan los Días del caos, comenzaron a tirar piedras y cócteles mólotov contra los escaparates de las tiendas, lo que obligó a la policía a intervenir. Los enfrentamientos se prolongaron durante varias horas. Los jóvenes lograron destruir varios coches de policía y rompieron las lunas de otros automóviles particulares.Los punkis habían anunciado en un principio su presencia en Hannover, pero la policía y el tribunal administrativo de esa ciudad prohibieron la manifestación. Unos 6.000 policías estaban ayer en alerta en Hannover para impedir toda concentración. Los punkis efectuaron la convocatoria del acto a través de la red de Internet.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS