Los socialistas pedirán todos los expedientes de Centro

El grupo municipal socialista volverá a la carga en septiembre para intentar esclarecer las puntuales situaciones de corrupción que afectan al Ayuntamiento de Madrid.Así lo anunciaron ayer varios concejales de este grupo de la oposición, que insistieron en la propuesta de constituir una comisión de investigación qué limpie el asunto de la sauna gay Paraíso, por el que han sido despedidos dos funcionarios municipales a raíz de las denuncias sobre corrupción vertidas por el dueño del local, Francisco Herrero. Además pedirán, según adelantó el concejal Eugenio Morales, una relación de los expedientes mecanizados y de los no mecanizados en la Junta Municipal de Centro durante el primer semestre de este año, con indicación de las fechas de iniciación y, en su caso, de finalización de cada uno de los informes.

Licencias urbanísticas

Otra de las peticiones que solicitarán al equipo municipal del PP será una relación completa de las licencias urbanísticas solicitadas en lo que va de año, su resolución o la situación en la que se encuentran; los recursos administrativos pendientes, copia del libro de resoluciones, y copia también del libro de registro de entrada de estos primeros ocho meses. "Queremos colaborar con el equipo de gobierno para que esta institución municipal no se deteriore. Es importante llevar la tranquilidad a todos los funcionarios, que la mayoría son trabajadores honestos, y a los administrados", aseguró Morales.El grupo socialista señaló que existen signos evidentes de una red de funcionarios que facilitan de forma irregular la gestión de expedientes, al igual que ocurrió con la sauna Paraíso.

Expedientes dormidos

"Hay juntas municipales en las que los expedientes duermen varios años en los cajones. En Centro entran cada mes 1.200 peticiones que no se solucionan en el tiempo adecuado y facilitan estas situaciones de corrupción", concluyó el concejal socialista Eugenio Morales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS