La imagen de Atlanta

El caos organizativo de los JJ OO afecta también a la televisión

Al desastre organizativo de estos Juegos Olímpicos no escapa la televisión. A diario se plantean reclamaciones en Atlanta, en las reuniones de los delegados de las cadenas miembros de la Unión Europea de Radiodifusión, * entre ellas TVE. La UER ha pedido que se le devuelva parte de los 165 millones de dólares (unos 20.000 millones de pesetas) que pagó por la señal para sus 88 canales afiliados. El motivo: los múltiples problemas para retransmitir una información completa de las competiciones.

No es la primera vez que la UER pide un reembolso del pago de los derechos. Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Los Angeles y Moscú también fueron requeridos para devolver parte del dinero abonado por los europeos, pero en ambos casos las razones fueron bien distintas: el boicoteo político. La ausencia de países como la antigua URSS o la desaparecida RDA en Los Ángeles 84 y la participación de numerosos países bajo bandera olímpica, además de la ausencia de Estados Unidos en Moscú 80, fueron el motivo de las reclamaciones, justificadas desde la UER por el descenso de audiencia.

En Atlanta, los europeos se quejan sobre todo del tratamiento informático. Los periodistas no pueden transmitir una información completa simplemente porque no la tienen. Las estadísticas de los partidos llegan con cuatro o cinco horas de retraso y los nombres de los deportistas no son facilitados a tiempo. "No sabemos quienes son los rivales de nuestros deportistas hasta pocas horas antes de la competición", aseguran responsables de TVE. Quejas similares son planteadas por periodistas enviados a Estados Unidos por Canal +.

Las alineaciones de fútbol son facilitadas minutos después de iniciados los partidos. En el caso del tenis, las pistas del Parc de Stone Mountain -nueve en total- son asignadas poco antes de iniciarse el juego. Respecto a la vela, los veredictos de los jueces sencillamente no existen. Los comentaristas enviados a Savannah. no pueden decir nada en concreto durante la competición porque no les llega información alguna.

En Barcelona, los nombres de los participantes, su posición en las pistas y demás datos previos a la competición estaban a disposición de los informadores con 48 horas de anticipación, según antiguos responsables de la Radio Televisión Olímpica (RTO), organización creada para retransmitir los Juegos del 92. En Atlanta no ocurre así. "Tenemos que buscarnos la vida", han manifestado tanto los periodistas de TVE como los de Canal + destacados en esta ciudad. Los fallos de información son suplidos por las gestiones por su cuenta realizadas por estos informadores, que apelan a sus conocimientos sobre los deportes y a su experiencia en juegos anteriores, para averiguar los datos que les niega el ordenador.

De otro lado, las emisiones que llegan a España por satélite han sido interrumpidas en dos ocasiones desde que se iniciaron los Juegos el pasado día 19: durante el partido de voleibol que enfrentaba a Brasil y Rusia y durante el programa especial Atlanta'96 del pasado miércoles, ambos retrasmitidos por La 2. En ambos casos TVE suplió estas imágenes con competiciones en diferido. Canal + no ha tenido, hasta el momento, problemas con la señal.

Respuesta de la audiencia

Pese a los problemas, la audiencia española ha respondido a los Juegos. Una hora y trece minutos es el tiempo medio que el 46,2% de los españoles han pasado frente a la pantalla mirando las competiciones olímpicas, según datos facilitados por TVE.

El fútbol ha sido el deporte más visto. Los tres partidos disputados por España han superado los dos millones de espectadores. El último encuentro, frente a Australia, fue seguido por 2.416.000 personas. Al fútbol le sigue en audiencia la gimnasia, que atrae a unos 2.300.000 telespectadores y el waterpolo, con 1.900.000.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción