Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco deportados están internados en Bissau

De los 103 inmigrantes ilegales expulsados por España, 22 fueron desembarcados en Guinea-Bissau, según fuentes diplomáticas. De ellos, cinco estaban ayer aún en un centro de internamiento, pero disponían de libertad de movimiento por la ciudad.

En la negociación que precedió la entrega, que corrió a cargo de un alto cargo de la diplomacia española, las autoridades de Bissau se comprometieron expresamente a no encarcelar a nadie.

Sin embargo, según aseguró ayer Diego López Garrido, dirigente del Partido Democrático de la Nueva Izquierda, la cifra de detenidos en Bissau es muy superior, ya que se eleva hasta el medio centenar.

López Garrido precisó que su información le había sido facilitada por la Liga de Derechos Humanos y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, entidad de la que es vicepresidente.

López Garrido ha solicitado a la Fiscalía General del Estado que se investiguen los hechos y acusa a Interior de varios delitos.

La juez Teresa Chacón admitió a trámite la denuncia del Sindicato Unificado de Policía (SUP) por imprudencia temeraria de los encargados de la operación al no vacunar a los agentes que participaron.

Ayer se supo que otro policía, César Clavo, está hospitalizado en Málaga con hepatitis. Dirigentes del SUP y de la Unión Federal de Policía prestarán hoy declaración en la información reservada y secreta abierta por Interior sobre el uso de los fondos reservados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de julio de 1996