Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El candidato de UPN al Gobierno navarro prosigue su calvario sin ser investido

, El candidato de Unión del Pueblo Navarro (UPN) a la presidencia del Gobierno foral, Miguel Sanz, continúa sometido al calvario que el sistema electoral impone al aspirante que no logra ni siquiera la mayoría simple. Ayer en la tercera votacíón -tras la de los días 16 y 18- Sanz volvió a conseguir solamente los 17 votos de su partido, la UPN, federada con el PP.

En esta ocasión el trámite que se sabía negativo de antemano sólo duró diez minutos y Sanz tuvo 27 votos en contra. No participaron en la votación los cinco representantes de HB y uno del PSOE.

Mañana, lunes, Sanz tendrá que someterse a la cuarta votación y todo indica que los resultados seguirán siendo los mismos. De acuerdo con el procedimiento establecido, si en el plazo de dos meses contados desde el día de la primera votación no hay ningún otro candidato, Sanz será investido jefe del Ejecutivo navarro el 16 de septiembre por el procedímiento automático, al ser el candidato de la lista más votada en las últimas elecciones.

El aspirante declaró ayer que no está sorprendido, ya que considera normal que no se produzcan modificaciones con respecto a los planteamientos que ya han adoptado los partidos políticos en el seno de sus orgános de dirección".

Al preguntarle por la posición de algunos grupos de la oposición, que han anunciado mociones de censura a poco de la investidura automática, Sanz ironizó y dijo que "este planteamiento es muy coherente y lógico desde quien propugna la estabilidad de Navarra". Reconoció, no obstante, que aunque consiga la presidencia la legislatura puede durar menos de tres años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de julio de 1996