GENTE

UN ALCALDE JUGUETÓN

El ex alcalde de la ciudad japonesa de Komae, Sanyu lshii, ha ingresado en un monasterio budista por no poder pagar 28 millones de dólares (unos 3.600 millones de pesetas) en deudas de juego. Ishii, de 65 años, intenta huir así de las presiones y amenazas de sus acreedores: la mafia japonesa o yakuza. El antiguo edil, que renunció a su cargo el pasado 12 de junio, dijo entonces que dimitía porque debía entre tres y cuatro millones de dólares de créditos impagados por terceras personas que él había avalado personalmente. Según el diario Mainichi Shinbum, Sanyu Ishii, que se ha afeitado la cabeza y viste quimono blanco, reconoce ahora que los 28 millones de dólares que en realidad debe son deudas contraídas en distintos casinos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de julio de 1996.

Se adhiere a los criterios de