Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bomberos sacan la ropa de las 16 familias desalojadas

La mayoría de las 16 familias afectadas por el derrumbe y la demolición de parte de su edificio, en la calle de Almansa, 58, en el distrito de Tetuán, que tuvieron que abandonar su casa con lo puesto el pasado martes, han conseguido sacar al menos la ropa. El director de la Escuela Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica, Ricardo Aroca, se ofreció ayer a ayudarles y a velar por la seguridad del edificio mientras los bomberos, ayudados con escalas, descolgaban por las terrazas bolsas llenas de abrigos, camisas o pantalones. Los vecinos se dirigieron primeramente al colegio de Arquitectos, pero no lograron nada. Después se dirigieron al despacho de Aroca, que accedió gratuitamente. "Le regalaremos una caja de puros y le invitaremos a unas cañas", comentaba ayer un agradecido vecino.Cinco de estas familias vieron el miércoles, cuando se demolió parte del inmueble, cómo se convertía toda su vida en escombros. No han podido salvar casi nada. Los vecinos han denunciado a la empresa Promociones Inmobiliarias Sermoca, que excavaba en un solar colindante, ya que, a su juicio, los trabajos que llevaba a cabo han sido la causa del derrumbre de las viviendas.

Piden más plazo

Tres de estas familias están siendo alojadas en hostales pagados por Ayuntamiento. Deben abandonar esta residencia el domingo, pero un grupo de estos vecinos está intentando que el municipio les prorrogue el plazo."Si no, no sabemos dónde ir", comentaba ayer una mujer que reside provisionalmente en un hostal. "Tenemos que compartir el baño con otros alojados", dice esta afectada.

El suegro de dos vecinos que el miércoles contemplaron cómo su casa se venía abajo con todas sus pertenencias dentro explicaba ayer: "Están jubilados. Los tengo en mi casa, pero están muy mal; no saben qué hacer. Es normal: no pueden ni ir al mercado a hacer la compra porque ya no tienen casa, ni nada. De la noche a la mañana su vida a cambiado radicalmente para peor. Les ha afectado muchísimo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de julio de 1996

Más información

  • Los vecinos de Tetuán tienen que abandonar los hostales mañana