Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerrada una cementera en Fuencarral por las protestas vecinales

La concejala del distrito de Fuencarral-El Pardo, Beatriz Elorriaga, ha ordenado el cierre de la cementera de la calle de Gabriela Mistral, tras las continuas protestas de los vecinos por su excesiva proximidad a las viviendas. La decisión de la clausura fue tomada el jueves por la mañana y comunicada horas después a los responsables de la planta -que se instaló con la excusa de suministrar a la construcción de la M-40-, quienes tienen ahora un plazo para recurrir el cierre.En las últimas semanas, los vecinos del barrio han llevado a cabo varias acciones de protesta para pedir el cierre de la planta, porque consideran que la gran cantidad de polvo de cemento que desprende está agravando los procesos asmáticos de algunos de los habitantes, que se encuentran a menos de 300 metros. La planta tenía licencia provisional de funcionamiento, que caducó hace varios meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de julio de 1996