Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparecen los peces autóctonos del Tajo, según los pescadores

Varias de las especies autóctonas de peces del río Tajo han desaparecido de forma total o parcial en los últimos cinco años, según ha denunciado la sociedad Centro Cultural de Pesca Fluvial de Aranjuez (40.000 habitantes). La sequía de los últimos años, los trasvases, el fango y la reploblación con otras especies, han sido la causa de que no queden ejemplares de especies tan conocidas como el barbo, la tenca, la perdiz de río, la anguila, la boga o los bermujuelos y cachuelos.Los barbos han desaparecido porque esta especie hace sus puestas en los grandes chorros y corrientes de agua, cosa poco habitual en los últimos años. Especies no autóctonas como el black bass, el pez gato o la perca sol han terminado con otras especies, ya que según los pescadores, son especialistas en destruir todas las crías. La penca, una especie que necesita de aguas bien oxigenadas y caudales fuertes, también ha sufrido la sequía de los últimos tiempos, mientras que la anguila, un pez migrador que remonta desde la costa todos los años la corriente, ha desaparecido totalmente incapaz de salvar las presas y la falta de agua. Los pescadores han denunciado esta situación ante la Plataforma de Defensa del Río, agrupación de asociaciones defensoras del Tajo, para estudiar posibles soluciones.

Por otra parte, el Instituto Nacional de Microbiología, Virología e Inmunología de Majadahonda ha confirmado esta semana la presencia del germen de la salmonella en varios puntos donde era dudoso según el estudio del laboratorio de Aranjuez

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de julio de 1996