Cartas al director
i

TVE y la objetividad

Como gran parte de los españoles, el pasado día 26 estuve viendo el partido de la Eurocopa entre Inglaterra y Alemania. En el descanso, huyendo de los anuncios, busqué otra cadena. En TVE-1 iniciaban en ese momento la emisión de un reportaje sobre el entierro de Andreas Papandreu. Lo seguí con gran interés. Pero cuál no sería mi sorpresa al ver los malabarismos que los autores del reportaje hacían. para deformar la figura de Papandreu y para transmiltir a la audiencia una realidad sesgada. Por ejemplo, si yo hubiera sido un espectador lego en política, a la luz del reportaje no sabría que Papandreu era socialista y que fundó el Pasok, pero sí me habría enterado de que su padre era centrista. Tampoco sabría que Felipe González, en algún momento de su vida, tuvo relación con Papandreu y participó con él en la renovación del socialismo del sur de Europa. Y desconocería que en el entierro, entre las personalidades más relevantes de la política europea, estaba Felipe González, secretario general del PSOE y ex presidente del Gobierno, que además representaba al Reino de España. Me froté los ojos. ¿Estaba siendo testigo de una realidad distinta o de una aplicación por vía directa de la censura? ¿Cómo era posible que todo esto se ocultara? Me quedé de piedra. Los nuevos responsables de TVE le quitaban la ideología socialista a Papandreu, borraban del mapa a Felipe González y dejaban en el aire la idea de que el dirigente del Pasok puedo ser centrista. Aunque el caso produce sorna, la verdad es que a mí me produjo miedo. Los viejos fantasmas de la censura comenzaron a flotar sobre mi cabeza. ¿Es ésta la objetividad informativa del PP? Mucho me temo que sí.... Y volví al partido de la Eurocopa: al menos tendría la seguridad de que los ingleses eran ingleses, y los alemanes, alemanes. Cosas veredes, amigo Sancho..., dijo don Quijote. ¿O no lo díjo?-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de julio de 1996.

Lo más visto en...

Top 50