Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almunia acusa al PP de despreciar al Parlamento gobernando por decreto-ley

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, Joaquín Almunia, acusó ayer al Gobierno, del Partido Popular de despreciar al Parlamento gobernando mediante decretos-leyes y llevar a cabo una política incontrolada de privatización con la que, a su juicio, los populares "están colocando a sus amigos en las empresas que van a privatizar porque quieren hacer regalos a amigos y a grupos muy concretos".

Almunia se mostró extremadamente duro al hacer un balance del periodo de sesiones que terminó el 30 de junio. A su modo de ver, el PP ha hecho añicos en dos meses su imagen de centro y ha aplicado "el manual neoliberal que otros países siguieron en los años ochenta, añadiéndole algunas gotitas de casticismo que han empeorado las cosas".Almunia centró su crítica en cuatro aspectos: las medidas en materia de impuestos que, según dijo, se orientan a favorecer las rentas del capital y a las empresas, pero mantiene los impuestos para el resto de los ciudadanos, con lo cual "se redistribuyen en sentido negativo y se aumentan las desigualdades". Además, según Almunia, se ha olvidado la prioridad de reducir el déficit público, lo que dificultará cumplir los objetivos de Maastricht.

La segunda acusación fue favorecer "la entrada de intereses privados en la gestión de aquellos servicios públicos que pueden proporcionar beneficios, sin que eso redunde en beneficio de los usuarios".

En tercer lugar, la estrategia privatizadora del PP fue objeto de un durísimo ataque de Almunia, según el cual se ha puesto en marcha una política privatizadora "prácticamente sin límites" con lo que "se retiran instrumentos muy necesarios para el Estado" y, como se ha anunciado, produce una bajada de precios de los activos y "un riesgo de malvender" a costa de vender como sea.

En este punto, denunció que antes de privatizar están colocando a sus amigos en las empresas que van a vender, porque quieren hacer un regalo a esos amigos o a grupos muy concretos".

Además, dijo que la política de liberalización para determinados sectores, como Telefónica o Repsol, se hará hipotecando a estas compañías con fuertes trabas, al tiempo que se les lanza a competir con otras del sector.

Almunia criticó al Gobierno del PP por haber gobernado a golpe de decreto ley y señaló que el Ejecutivo ha enviado un solo proyecto a la Cámara, el de la Ley Orgánica de Funcionamiento de la Administración General del Estado (LOFAGE), que en un 90% o 95% es idéntico al que había enviado el Gobierno socialista en la legislatura pasada.

Criticó con dureza el que se hayan publicado decretos leyes en el BOE que inmediatamente han tenido que ser corregidos y, según Almunia, "da la impresión de que en parte se han redactado fuera de la Administración". Según el portavoz socialista, sólo hay una política de "autobombo", para, lo cual el PP no ha dudado en llevar a cabo "más ceses de los que se podía esperar en los medios de comunicación públicos". Almunia dijo que "lo sucedido en TVE no tiene nombre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de julio de 1996

Más información

  • Los socialistas dicen que el Gobierno hará "regalos" al privatizar