Aravaca se sale del mapa

No todo son buenas noticias. Con la ampliación y mejora de las líneas del oeste, el mapa de las zonas tarifarias de cercanías experimentará algunas modificaciones. La estación de Aravaca, que actualmente se encuentra en la zona A, se traslada a la B1, más cara.Renfe cambia el mapa de Madrid. Aravaca será el único barrio de la capital excluido de la zona tarifarla más barata. Viajar desde otras zonas más alejadas de la Puerta del Sol, como Cuatro Vientos, Villaverde Alto, San Cristóbal de los Ángeles o Vicálvaro, será más barato que desde Aravaca.

Renfe lo justifica de una manera poco clara: "El cambio de zona de Aravaca obedece a la necesidad de adecuarla a las nuevas condiciones de tiempos de viaje, a la vez que se ubica en una zona coincidente con la situación de los autobuses interurbanos integrados en el Consorcio de Transportes de Madrid".

Con la nueva red de cercanías y combinando el resto de los transportes públicos, los viajeros podrán alcanzar a partir de ahora el centro físico de Madrid desde la sierra en poco más de media hora. Los técnicos de Renfe han calculado que desde Villalba a la Puerta del Sol sólo se necesitarán 34 minutos, desglosados de la siguiente manera: Villalba-Príncipe Pío, 28 minutos; Príncipe Pío-Puerta del Sol -a través del ramal del metro de ópera-, seis minutos.

Las tres nuevas estaciones del pasillo verde ferroviario tendrán más suerte: Príncipe Pío, Pirámides y Delicias se quedan en al zona 0; es decir, la urbana y barata.

Aumento espectacular

El servicio de cercanías de Renfe ha experimentado un aumento espectacular de usuarios en los últimos seis años. En 1989 utilizaron los convoyes de Renfe 90 millones de viajeros. En 1995 la cifra saltó hasta los 172 millones de usuarios, provenientes de los atascos de las carreteras de entrada a Madrid y atraídos por la comodidad de los nuevos trenes, la mayoría de los cuales cuenta con aire acondicionado y calefacción.El incremento en el número de viajeros de los últimos años se corresponde con la opinión que los madrileños tienen de este servicio público. En una encuesta realizada en 1990, los usuarios dieron un 5,2 sobre 10 al transporte de cercanías. El año pasado, la respuesta fue mejor: 7,87 puntos de 10 posibles. La puntualidad es uno de los aspectos que más valoran los viajeros madrileños. Y es que 988 de cada 1.000 trenes de cercanías de la región llegan puntualmente a sus destinos.

Abelardo Carillo, director gerente de cercanías, avanzó ayer, durante la presentación de las nuevas líneas, que los trenes locales estrenarán el domingo un nuevo lema: "Cercanías: la nueva forma de moverse".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de junio de 1996.