Cartas al director
i

Equívocos y omisiones

En EL PAÍS del día 2 de junio apareció una entrevista con el vicepresidente primero del Gobierno, señor Álvarez Cascos, en que éste señala como diferencia entre el estilo del Gabinete en el que participa y el del señor González: "El Gobierno de González, en 1982, nombró cónsul en Lisboa al último ministro de Asuntos Exteriores con UCD, Marcelino Oreja. El Gobierno de Aznar ha nombrado al último ministro de Asuntos Exteriores del PSOE, Carlos Westendorp, embajador de España ante las Naciones Unidas, en Nueva York".La frase encierra varios equívocos y no corresponde, en realidad, a los hechos; omite además datos importantes.

Marcelino Oreja no fue el último ministro de Asuntos Exteriores de UCD. Cuando los socialistas formamos Gobierno, el ministro en el cargo era José Pedro Pérez Llorca. Oreja, pues, no fue sustituido por ningún socialista. Oreja no fue nombrado cónsul en Lisboa. En un momento pudo acariciar ese proyecto y ese puesto consular, y la prensa especular con el mismo. Pero no se produjo ese nombramiento. Omite el señor Álvarez Cascos que el señor Oreja fue presentado por el grupo parlamentario español socialista -junto con otros en sabio consenso- como secretario general del Consejo de Europa, y que esa candidatura fue apoyada con entusiasmo y eficacia por el primer Gobierno socialista; siendo Oreja elegido para el cargo en 1984.

También omite el entrevistado que el ministro Oreja fue designado posteriormente por el Gobierno socialista como uno de los comisarios de la Comisión Europea, entre los que le corresponden a España, puesto que actualmente desempeña con- la eficacia y tesón que siempre le han adornado como político y como profesional diplomático.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de junio de 1996.

Lo más visto en...

Top 50