Cinco años de lucha contra los estereotipos sexistas en la escuela

El profesorado de una escuela de Balmaseda (Vizcaya) decidió borrar las líneas del campo de fútbol pintadas en el patio, cuando comprobó que los niños ocupaban la mayoría del espacio jugando al balón mientras las niñas sólo contaban con las esquinas para divertirse. Esta iniciativa, centrada en el uso igualitario del espacio, es uno de los frutos del trabajo de coeducación que se desarrolla en los centros educativos vascas desde hace cinco años. La sensibilización se lleva a cabo entre profesorado y alumnado de enseñanza infantil, primaria y secundaria, de la mano de las asesoras provinciales de coeducación, una filosofía que integra lo más positivo de las culturas femenina y masculina, al margen de estereotipos.La escuela mixta ha generalizado la cultura masculina porque se ha constituido como la mera unión de sexos, continuando la misma estructura y jerarquización sexistas", explica María José Urruzola, asesora de coeducación de Vizcaya. Esta figura dependiente de la Consejería vasca de Educación, nació hace 5 años, como una de las medidas integradas dentro del 1 Plan de Acción Positiva para las Mujeres (1991-1994) de Emakunde (Instituto Vasco de la Mujer).

Más información

Su trabajo de sensibilización se extiende al profesorado, al alumnado y al resto de la sociedad, a través de una red estable integrada por educadores, sindicatos, federaciones de padres y madres, colectivos sociales y los 12 COP (Centros de Orientación Pedagógica) de Vizcaya. Quince años de experiencia como profesora y una especial sensibilidad para detectar las desigualdades entre sexos avalan el trabajo de Urruzola, que ha elaborado 14 folletos y un vídeo explicativo destinados a conseguir "una escuela coeducadora, que permita a niños y niñas un desarrollo auténtico y libre".

"La magia del juego no tiene género"; "Queremos cuentos y libros que no limiten nuestra personalidad" y "Eliminar estereotipos para que elijan libremente" son algunos de los títulos de los folletos editados hasta ahora.

Los escolares vascos han trabajado los temas de la autonomía personal y la corresponsabilidad, "que es un cuestión clave", apunta Urruzola. "Frente a la educación tradicional, que hace a la mujer responsable del mundo privado y al hombre, del espacio público, la corresponsabilidad dice a los niños "te corresponde también la paternidad" y a las niñas, "te corresponde igualmente la gestión de la economía, la política y la cultura".

María José Urruzola, Begoña Díaz y Pilar Perea, asesoras de coeducación de Vizcaya, Alava y Guipúzcoa respectivamente, trabajan coordinadamente. El próximo año, llevarán a los centros educativos de sus provincias el tema de la afectividad "entendida en sentido amplio, como la capacidad de tener buenas relaciones con una misma, la naturaleza, los animales y objetos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de junio de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50