Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El metro llegará en 1998 a la multiestación de Vicálvaro

Los operarios de Entrecanales y OPC, empresas a las que la Comunidad de Madrid ha encargado las obras, comenzarán el mes que viene a trabajar en la ampliación del metro madrileño hacia el este. Y terminarán, si todo sale según lo previsto, en abril de 1998. Serán en total cuatro kilómetros y medio con cuatro estaciones nuevas que unirán Pavones (actual término de la línea 9) con el nuevo barrio de Valdebernardo, el campus universitario de Ramón Carande, el centro de Vicálvaro y la estación de Renfe de Vicálvaro. La futura línea de cercanías Vicálvaro-Arganda terminará de liquidar la tradicional incomunicación de este distrito.La Comunidad confía en recuperar hasta 1.500 millones de los 13.000 que cuesta la obra con la venta de los 800 aparcamientos subterráneos que se construirán en las estaciones.

La instalación de estas plazas de aparcamiento, aproximadamente 200 por estación, es precisamente una de las razones que han decidido a los técnicos de la Comunidad a otorgar la concesión a estas dos empresas. El consejero de Obras Públicas y Transportes del gobierno regional, Luis Eduardo Cortés explicó ayer que, además de los aparcamientos, la oferta de Entrecanales y OPC, que se han presentado juntas, dentro de una Unión Temporal de Empresas (UTE), ofrecía otras ventajas: "La concesión obedece a un conjunto de factores, entre los que se cuenta el precio, el tiempo empleado en la construcción, la previsión de lo que se vaya a molestar a los vecinos; había otras propuestas más baratas, pero ésta es mejor porque de los aparcamientos esperamos sacar de 1.200 a 1.500 millones por lo menos", dijo Cortés. Al concurso se presentaron más de 10 firmas.

La Comunidad calcula que de este nuevo tramo de metro podrán servirse alrededor de 70.000 personas. "En Vicálvaro viven 55.000 personas; en Valdebernardo vivirán 25.000, y a la universidad van 2.000 personas", desglosó Cortés.

Para ejecutar los trabajos se contará con un topo, esto es, la máquina tuneladora que excava el túnel subterráneo, de unas dimensiones nunca vistas hasta ahora en España: 9,5 metros de diámetro.

Actualmente, la Comunidad de Madrid lleva a cabo obras por el metro en dos lugares: en la plaza de Gregorio Marañón, para la ampliación de la línea 7, y cerca de la estación de Príncipe Pío, por donde pasará el nuevo tramo de la línea 10. El objetivo del gobierno regional es construir en esta legislatura, que termina en 1999, 20 kilómetros de metro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de junio de 1996