Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repulsa profesional

Las medidas cautelares dictadas contra la SER el 24 de abril, a petición de Antena 3, suscitaron una repulsa contundente de los colegios profesionales de periodistas y de numerosos medios de comunicación.La Asociación de la Prensa de Madrid considera que contienen "una limitación inaceptable del derecho a la libertad de expresión y derecho a la información", y que esa resolución "discrepa de la doctrina del Tribunal Constitucional que siempre ha amparado, al límite máximo los derechos fundamentales de libre expresión y derecho a la información".

Por su parte, la Comisión de Defensa Profesional del Colegio de Periodistas de Cataluña califica la medida de "inadmisible e irracional" y lo considera "un precedente inquietante sobre el libre ejercicio de la libertad de información y opinión".

Según el diario La Vanguardia, esa decisión limita la libertad de expresión de la SER "hasta extremos que no están contemplados en ningún tipo de normativa". Para Abc, la juez se ha equivocado y no puede imponer a la SER censura previa ni "limitar su libertad de expresión".

Para EL PAÍS, la juez ha impuesto "lisa y llanamente, condiciones de censura previa sobre un tema concreto". El Mundo, por su parte, ha mostrado su radical disconformidad con la decisión judicial y, ha afirmado que tales medidas le resultan "intelectualmente inaceptables".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de mayo de 1996