El Gobierno de José María Aznar tienta al concejal de Urbanismo

El concejal de Urbanismo, Ignacio del Río, encargado de aprobar el plan municipal más importante de la última década -la planificación urbanística para la capital del siglo XXI-, estudia su traslado a la política nacional. El Gobierno Aznar quiere ficharle. El nuevo ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado, le ofreció el lunes el cargo de subsecretario del ministerio.Del Río, registrador de la propiedad y ex secretario general del PP-Madrid, se ha dado unos días para tomar una decisión. Sus amigos apostaron ayer: "Se irá. Su situación en el Ayuntamiento es delicada, y sus disputas con la Comunidad de Madrid, muy grandes". Del Río se ha enfrentado al Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón por el diseño del nuevo Vallecas, y llegó al Ayuntamiento desde la dirección regional del partido. El alcalde, pese a que entonces Del Río era el número dos del PP en Madrid, le situó de tercer teniente de alcalde.

Las dudas del concejal de Urbanismo tienen que ver con los proyectos que dejará pendientes si viaja hasta el Ministerio de Fomento. Los cinco nuevos barrios para 60.000 viviendas y el nuevo Plan General de Madrid aún necesitan un empujón.

Fuentes del PP estiman que la marcha de Del Río debe ser cubierta por Sigfrido Herráez, arquitecto, concejal de Vivienda y miembro de la ejecutiva regional. "Conoce bien los temas de urbanismo, es el recambio perfecto", explican las mismas fuentes.

La Gerencia Municipal de Urbanismo, que ahora dirige Del Río, también es muy conocida por Enrique Villoria, concejal de Obras.

Nuevo 'agujero'

Este nuevo agujero aumenta los problemas del alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano. Entre los concejales que quiere el Gobierno Aznar (Esperanza Aguirre ya es ministra de Educación; Alfredo Timmermans acudirá de asesor del presidente; Del Río ha sido llamado para Fomento) y los que quieren huir del gobierno municipal (Carlos López Collado, degradado en el último equipo de Álvarez del Manzano a una concejalía sin apenas competencias ni presupuesto, y Fernando López-Amor, rebajado de concejal de Hacienda a un área menor, en la recién creada Concejalía de Comercio) se producirán cinco bajas, según varios dirigentes."López Collado puede ir a la Delegación de Gobierno en Madrid o a otro sitio. Fernando López-Amor está buscando algo. Más que Argentaria, le vendría bien la Agencia Tributaría, al ser inspector fiscal", dicen desde la dirección regional.

Para la Delegación del Gobierno también sitúan los populares a su diputado regional Pedro Núñez Morgades: "Conoce mejor ese puesto al ser funcionario del Ministerio del Interior. Además, tiene experiencia, pues fue gobernador civil de Huelva y es amigo del actual equipo de Jaime Mayor Oreja".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción