Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa al 'cinturón rojo' de boicotear el plan de ayudas

El PP vuelve a la carga contra los alcaldes socialistas del cinturón rojo del sur de la región por la aplicación del Plan Regional de Inversiones de Madrid. Los 18 alcaldes populares del oeste calificaron ayer de "insolidaria" la postura de los del sur, a los que acusaron de "boicotear la aplicación del plan para que los gobiernos municipales se retrasen en el cumplimiento del calendario de proyectos que prometieron en las elecciones", según afirmó un portavoz popular.Ayer se reunieron en El Escorial 18 de los 21 alcaldes del oeste de la región para reforzar su apoyo al reparto de los 60.000 millones que el Gobierno regional prevé para los municipios de toda la Comunidad en los próximos cuatro años.

Los seis municipios del llamado cinturón rojo -Leganés, Parla, Fuenlabrada, Alcorcón, Getafe y Móstoles- suman una población de casi un millón de habitantes. Sus alcaldes socialistas afirman que el Plan de Inversiones perjudica a las poblaciones de más de 100.000 habitantes y piden más dinero para sus municipios. Dicen que el reparto es "insolidario e injusto".

Los alcaldes populares de las poblaciones del oeste han elaborado un escrito dirigido al Gobierno de Ruiz-Gallardón para manifestar su apoyo hacia la "equitativa y objetiva" distribución del dinero que establece el Plan, tal y como calificó ayer Javier de Miguel, alcalde escuarialense y portavoz de los primeros ediles del oeste madrileño.

Faltaron los alcaldes de Guadarrama, Torrelodones y Hoyo de Manzanares, pero enviaron a sus representantes. De Miguel puntualizó lo que juzga un concepto erróneo que pesa sobre los municipios de la sierra: "Los pueblos de la sierra no son ricos, prueba de ello es que el 70% del dinero que recibamos de la Comunidad va a ir destinado a la mejora. de infraestructuras. básicas como son la pavimentación de las calles, la prolongación del alcantarillado o el alumbrado del pueblo".

El plan regional de inversiones deberá ser debatido en la Asamblea de Madrid para su aprobación definitiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 1996