El nuevo coso de Vista Alegre echa a andar tras un año de retraso

Las obras de construcción de la nueva plaza de toros de Vista Alegre comenzaron ayer cuando ha pasado ya un año desde la demolición del anterior coso en ruinas. La popular plaza de la Chata fue adquirida por la empresa Palumi en 1994 y fue expropiada mediante convenio por el Ayuntamiento quien adjudicó la explotación durante 75 años. A cambio el municipio recibe la nueva construcción, un paso subterráneo y un canon de 25 millones anuales. En el proyecto para la zona se incluyen un centro comercial en el que participarán los tenderos del distrito de Carabanchel, 2.100 plazas de aparcamiento y dos bloques de viviendas.

El nuevo coso será cubierto, acogerá a unos 14.000 espectadores y debe celebrar 50 festejos taurinos a lo largo de cuatro ferias. Además puede convocar otros tipos de actos culturales.

El concejal de Carabanchel, Alberto López Viejo, explica que el retraso en la construcción se debe a los problemas que ha tenido Palumi con dos pequeños propietarios a los necesitaba desalojar. Además afirma que hubo problemas con los avales que solicitaba el Ayuntamiento.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción