Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Deportivo y el Flamengo cierran el traspaso de Bebeto

El Deportivo y el Flamengo de Río de Janeiro acordaron ayer definitivamente el traspaso del delantero blanquiazul Bebeto al club brasileño. Tras dos días de gestiones en La Coruña, el presidente del Flamengo, Kleber Leite, accedió a pagar 2,5 millones de dólares -unos 300 millones de pesetas- para hacerse con los derechos del futbolista a partir del 30 de junio. "Estoy feliz por regresar a mi país, pero triste por abandonar una ciudad que me ha acogido con tanto cariño", declaró el jugador, quien formará en el Flamengo, junto a Romario, la misma delantera de la selección brasileña que ganó el último campeonato del mundo.

El traspaso de Bebeto parecía hecho desde hacía semanas aunque estaba a expensas de una en trevista entre el presidente del Deportivo, Augusto César Lendoiro, y Kleber Leite, quien viajó, a La Coruña el pasado martes. La negociación se complicó a última hora por la pretensión del directivo brasileño de incorporar al delantero al Flamengo inmediatamente, sin esperar al 30 de junio. Sin embargo, Lendoiro hizo ver a su colega brasileño que no podía prescindir del goleador cuando el Deportivo se está jugando la clasificación para la UEFA, de la que depende el futuro económico inmediato del club. El propio futbolista aseguró que hará todo lo posible para contribuir a que el equipo acceda a una plaza europea.

Lendoiro reveló que el acuerdo con Leite incluye la concesión de un "derecho preferente" al Deportivo sobre cualquier jugador del Flamengo que sea pretendido por un club europeo. En las últimas semanas se ha especulado insistentemente sobre el posible interés del club gallego por el delantero del Flamengo Savio. Con el acuerdo de ayer, el Deportivo logra traspasar a Bebeto por el mismo precio (2,5 millones de dólares) que pagó por él hace cuatro años al Vasco de Gama.

Fin de ciclo

La marcha de Bebeto ilustra el ambiente de fin de ciclo que se está viviendo en el Deportivo. A pesar de su veleidoso carácter y de su recurrente amenaza de regresar a Brasil, Bebeto ha sido en las cuatro últimas temporadas uno de los estandartes del conjunto blanquiazul y uno de los futbolistas más idolatrados por la afición. En el Deportivo ha conseguido un pichichi, una Copa del Rey y dos subcampeonatos de Liga.A finales de la temporada pasada, cuando ya parecía inminente su regreso a Brasil, Lendoiro logró convencerlo para que se quedase en La Coruña dos años más, con un contrato de unos 350 millones de pesetas anuales, prácticamente la misma cantidad que percibirá ahora en el Flamengo. Las malas relaciones del jugador con su técnico, John Toshack, y el propio interés del club por garantizar su desahogo económico ante la eventualidad de que el próximo año no dispute ningún torneo europeo, han acabado precipitando el traspaso de Bebeto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de mayo de 1996