Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las telefónicas de EEUU Nymex y Bell Atlantic ultiman su fusión

La fusión de dos de las compañías regionales de teléfonos más potentes de Estados Unidos, Bell Atlantic y Nynex, dará lugar al segundo grupo teléfonico del mercado norteamericano después de AT&T. El Consejo de Administración de Bell Atlantic, la más fuerte de las dos, ha dado ya el visto bueno a la fusión, y los responsables de Nynex iban a hacerlo ayer por la tarde. El volumen de la operación tiene dimensiones espectaculares: con un valor combinado de mercado de 52.000 millones de dólares (6,5 billones de pesetas), la nueva empresa será fruto de la segunda fusión más importante en EE UU, después de la de RJR Nabisco.Bell Atlantic y Nynex controlan la red telefónica de la costa Este de EE UU, con puntos tan importantes como Nueva York, Boston y Washington. Las ventas de ambas se elevan a 27.000 millones de dólares anuales, con beneficios superiores a: los 3.000 millones. La suma de sus empleados rebasa los 127.000, y los sindicatos han expresado ya su temor a que la operación se aproveche para llevar a cabo reajustes de plantilla.

La fusión, cuyo anuncio estaba previsto para hoy, debe ser aprobada por el Departamento de Justicia, la Comisión Federal de Comunicaciones y los Estados en los que operan las dos empresas. Además de la probable pérdida de puestos de trabajo, otro de los temores suscitados proviene de las asociaciones de consumidores, intranquilas ante las posibles repercusiones en las tarifas y servicios debido al dominio absoluto del mercado del nuevo gigante.

Cotización inflada

El último obstáculo en el proceso de unión, que comenzó el pasado año, tuvo que ver con la cotización de las acciones de Nynex, la telefónica de Nueva York, que se encontraban ligeramente infladas por las expectativas de la fusión. Nynex tiene un valor de mercado de unos 23.000 millones de dólares. Los accionistas de Bell Atlantic, según todos los indicios, recibirán cinco títulos de Nynex por cada seis que posean de su compañía. El valor de Bell Atlantic según la cotización de sus acciones se eleva a 29.000 millones de dólares.Durante el año que transcurrirá antes de que se complete la fusión, cada presidente seguirá en su puesto. Después, la presidencia de la nueva empresa será para Raymond W. Smith, número uno de Bell Atlantic, durante un año. Su sucesor será Ivan G. Seidenberg, actual presidente de Nynex, que ocupará mientras tanto la vicepresidencia.

Tal como se preveía después de la aprobación, el 8 de febrero, de la ley que liberaliza las telecomunicaciones, el proceso de fusiones entre las telefónicas es imparable. Las compañías regionales tienen prisa por entrar en el mercado de la larga distancia y de los nuevos servicios de comunicación al tiempo que abren a la competencia sus mercados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de abril de 1996