Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO FINAL A CUATRO

Nueva goleada griega

La presencia de unos 2.000 seguidores españoles (entre 1.500 del Barcelona y no más de 500 del Real Madrid) quedó empañada por la abrumadora afluencia de los hinchas del Panathinaikos. La organización cifró su número en unos 6.000, pero su despliegue casi total por el recinto dio la impresión de que, nuevamente, se las habían apañado para conseguir más entradas del cupo que les correspondía. Azulgrana y madridistas ocuparon dos zonas muy modestas en las alturas del recinto. Apenas pudieron dejarse sentir. Los griegos perderán muchas finales, pero no cabe duda de que se han hecho dueños del escenario. Habría que reflexionar qué sería de algunas finales continentales si, de pronto, los griegos se ausentaran de la lucha por los títulos. Ayer, desde luego, habría 5.000 no griegos en un pabellón de casi 13.000 espectadores. Una hora antes del partido de su equipo protagonizaron algunos disturbios. Se enfrentaron a los seguidores azulgrana y les arrancaron sus banderas. La policía francesa no intervino, pero los incidentes cesaron tan rápidamente como habían comenzado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de abril de 1996