Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pachá cierra definitivamente y vende el edificio por 800 millones

Los dueños de Pachá han preferido marcharse a seguir con el negocio del teatro convertido en discoteca desde 1980. Han puesto el edificio a la venta por 800 millones y despedido a los 43 empleados, según el director, Sergio Vidal. El Ayuntamiento de Madrid cerró la discoteca el 20 de octubre de 1995 por servir copas a los menores de 16 años. Cuando les correspondió abrir decidieron permanecer cerrados.

La sociedad Guinda, SA, que regenta la discoteca Pachá, está en trámite de disolución. Según Vidal, el socio mayoritario es Ricardo Urgell, empresario que abrió la sala en 1980. Hay además medio centenar de accionistas minoritarios.Los 43 trabajadores de Pachá están ya en la calle, mediante un expediente de regulación de empleo. El director de la sala recordaba el mes pasado que algunos de los empleados tienen entre 45 y 50 años, con la consiguiente dificultad para conseguir otra colocación.

Lo que está claro es que el antiguo teatro Barceló, sito en 1a calle de Barceló, 11 (Centro) no abrirá las puertas de momento. Abrió en 1980 convertido en una gran discoteca con capacidad para más de 1.000 personas. Ahora, el caserón pasará a otras manos. "Es un edificio protegido, construido en 1930; el único uso que se permite es el de ocio", añadió el director. Los dueños piden por el edificio 800 millones de pesetas.

Amnistía navideña

principio de febrero, cuando sala había cumplido el castigo municipal por vender alcohol a menores, se difundió que o abriría de momento. "En los tres meses de cierre se han perdido 70 millones de pesetas", dijo Vidal. "Esta casa es muy grande y genera muchos gastos de luz, agua, letras que hay que pagar. Son 25 millones al mes de gastos 'corrientes".

El Ayuntamiento clausuró la discoteca el 20 de octubre de 1995 durante tres meses por vender alcohol a menores de 16 año e incumplir los horarios. Sus propietarios deberían parar además cinco millones de esetas de multa. Los dos primeros meses de anción se cumplieron antes de as navidades. Durante las fiestas, el alcalde, José María Álvarez del Manzano, levantó temporalmente el castigo. A partir del 8 de enero la discoteca tuvo que cerrar de nuevo y desde entonces no ha vuelto a abrir, a pesar de que la sanción acabó el 8 de febrero.

El director de la discoteca, Sergio Vidal, recalcó ayer: "Mientras las discotecas como Pachá tienen que cumplir los horarios, los bares de Madrid cierran a la hora que quieren, ante la pasividad del Ayuntamiento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 1996

Más información

  • La discoteca fue clausurada en 1995 por vender alcohol a menores