Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Festival nórdico en una casa alpina

Falló el noruego Kjus, pero sus compatriotas Skaardal y Aamodt, el sueco Jaerbyn y el finlandés Leskinen coparon el superG

El supergigante masculino fue un festival nórdico en los Mundiales alpinos. Falló el líder de la Copa del Mundo, el noruego Lasse Kjus, sólo sexto como si aún tuviera el miedo psicológico tras su caída del 10 de enero, pero ganó su gran alternativa, Atle Skaardal, y fue tercero Kjetil Andre Aamodt, el compatriota más laureado hasta hace dos años, pero increíblemente recuperado ahora de sus lesiones. Al dominio del norte se sumó con su medalla de plata el sorprendente sueco Patrik , Jaerbyn, que sólo había sido esta temporada cuarto en la primera prueba de la Copa del Mundo, en Vail (Estados Unidos), e incluso el pionero finlandés Janne Leskinen repitió el cuarto puesto del último supergigante de Garmisch, el pasado día 5. Austria, como en mujeres, volvió a ser la gran derrotada.No es una novedad que los esquiadores escandinavos estén en la cumbre, pero lo de ayer fue aplastante como si se tratara de una prueba de esquí de fondo o de saltos, puras especialidades nórdicas.

El sueco Ingemmar Stenmark, tal vez el máximo especialista. de la historia en las pruebas de habilidad, no ha tenido sucesor (es casi imposible), y sólo brilla ahora en la élite (antes lo hizo Wallner) el más polivalente Nyberg. Ahora ya está Jaerbyn, pero todos en solitario, como le pasa a Leskinen, pionero absoluto alpino en Finlandia. Noruega sí forjó una auténtica armada con motivo de sus Juegos Olímpicos de Lillehammer 94. Incluso allí coparon el podio de la combinada tres de sus hombres, Kjus, Aamodt y Strand Nilsen. Los dos primeros ya lo habían hecho en los anteriores Mundiales de Morioka 93. Aamodt, sobre todo, pero también Jagge, Kjus, Skaardal, Furuseth o Thorsen han ganado medallas en Juegos Olímpicos o Mundiales, y numerosas pruebas de Copa del Mundo. Pero lo de ayer, estar Escandinavia entera en los cuatro primeros puestos, nunca había ocurrido.

La pista Granados tuvo mucha culpa de ello. El sur se alió con el norte, especialmente con su potencia. El trazado del supergigante era ideal para los hombres más pesados y los que se deslizaran mejor en la parte final. Buena prueba de ello fue que todos ellos pasan de los 80 kilos: Skaardal, 83; Jaerbyn, 85; Aamodt, 82; Leskinen, 80. Incluso Kjus, dejando ir sus 88 kilos de reparos actuales, acabó sexto pese a cometer también un error (el de la inseguridad y del miedo) que le desequilibró y le hizo perder tiempo.

El austríaco Knaus, en cambio, el líder del supergigante en la Copa del Mundo, en principio gran favorito, acusó siempre sus 78 kilos y se fue al noveno puesto. Austria se tuvo que conformar con el quinto de Wirth y el séptimo del polivalente Mader, segundo de la general de la Copa del Mundo.

La medalla de bronce de Aamodt tiene un mérito enorme. Con problemas de rodillas toda la temporada pasada, fue operado de menisco en noviembre y volvió a correr el pasado mes de diciembre. Poco a poco vuelve a la forma que le llevó a ganar la Copa del Mundo 1993-94.

Ayer se produjeron ya las primeras preocupaciones con la meteorología. La noche anterior nevó, aunque ligeramente, y eso obligó a trabajar a los voluntarios y guardias civiles para pisar la nieve y dejar la pista preparada. Nadie quiere que nieve, porque ya no hace falta y sólo supondrá más trabajo para acondicionar las pistas. Pero lo peor fue que a primera hora la niebla llegó a amenazar con el aplazamiento o la suspensión. Sin embargo, toda la mala suerte del año pasado parece haberse convertido en buena, al menos de momento, en el actual. La niebla levantó y aunque bajó a la línea de meta cuando terminaban su carrera los peores, respetó la gran competición.

De nuevo el sol espléndido y temperaturas agradables, apenas entre 0 y 3 grados bajo cero, dieron realce a la prueba lo mismo que el día anterior. Como no habrá pruebas ni hoy ni mañana, sólo entrenamientos, el temor por el empeoramiento del tiempo previsto para hoy sólo es relativo.Clasificación

. Skaardal (Noruega), 1.21.80 minutos (106,72 kilómetros por hora). . Jaerbyn (Suecia), a 0,29 centésimas (106,35). . Aamodt (Noruega), a 0,31 (106,32). . Leskinen (Finlandia), a 0,57 (105,99). . Wirth (Austria), a 0,68 (105,84). . Kjus (Noruega), a 0,77 (105,73). . Mader (Austria), a 0,79 (105,70). . Fattori (Italia), a 0,80. . Knaus (Austria) y Luc Alphand (Francia), a 0,83 (105,65).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de febrero de 1996

Más información

  • ESQUÍ ALPINO CAMPEONATOS DEL MUNDO