El dueño del Arny evita un juicio por estafa al renunciar a su abogado

No hubo juicio. Carlos Saldaña, propietario del club Arny, evitó ayer ser juzgado por estafa y falsedad en documento mercantil al renunciar a su abogado momentos antes del inicio de la vista oral. Saldaña considera, según explicó su defensor, Manuel Castaño, que la magistrada "podría estar mediatizada" por el caso Arny. "Le he dicho 80 veces que son procedimientos distintos", aseguró Castaño.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Luis Barbero

Es redactor jefe de la unidad de edición de EL PAÍS, donde ha desarrollado toda su carrera profesional. Ha sido delegado en Andalucía, corresponsal en Miami y ha tenido puestos de responsabilidad en distintas secciones del periódico.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS