Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un heredero de Du Pont se resiste armado a su detención

John Du Pont, uno de los herederos del imperio químico que lleva su nombre, se encerró ayer con gran cantidad de armas en su finca próxima a Filadelfia después de ser considerado sospechoso del asesinato a tiros de un practicante de lucha libre que consiguió medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1984.La policía rodeaba anoche el rancho de Du Pont, que se negaba a entregarse o a negociar su rendición.

Du Pont, tataranieto del fundador de la famosa empresa y conocido mecenas del deporte, es sospechoso de haber matado el viernes a Dave Schultz, un luchador que vivía en una de las casas de la hacienda de Du Pont, donde entrenaba para participar en los próximos Juegos Olímpicos de Atlanta.

Du Pont, que compitió en la lucha libre en el pasado y es promotor de ese deporte en la actualidad, había construido en su rancho uno de los mejores gimnasios para la práctica de esa especialidad.

John Du Pont, que no participa en la administración de los negocios de su familia, es considerado un excéntrico entre sus parientes y vecinos. En menos de un año se gastó siete millones de dólares (alrededor de 850 millones de pesetas) en donaciones deportivas. Otra de sus grandes aficiones son las armas, de las que ha hecho una gran colección en los últimos anos.

Dave Schultz estaba considerado, como una de las principales figuras del equipo de lucha libre de Estados Unidos, y uno de los aspirantes a medalla para los próximos Juegos. Desde hacía algún tiempo entrenaba en la finca de Du Pont junto a otra docena de luchadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de enero de 1996