Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sugerencias para la concordia

Enunciadas con modestia y con la firme convicción de que pueden contribuir a crear la confianza necesaria para que la paz se mantenga en la conflictiva provincia británica de Irlanda del Norte, las recomendaciones de la comisión Mitchell -además de descartar la posibilidad de que la entrega de armas preceda a las negociaciones entre los interesados- reclaman de las partes en conflicto un compromiso total, que incluiría los siguientes seis puntos esenciales:

1. Comprometerse a seguir un camino democrático y exclusivamente pacífico para resolver las diversas cuestiones políticas.

2. El total desarme de todas las organizaciones paramilitares, tanto republicanas como unionistas.

3. Aceptar que dicho desarme pueda ser verificado a satisfacción de una comisión internacional. El proceso de decomiso de las armas no debe sugerir ni derrota ni victoria. La entrega del armamento debe recibir un tratamiento prioritario en todas las conversaciones políticas que se desarrollen para alcanzar un acuerdo final de paz en el Ulster. El informe de la comisión internacional consideró que el Ejército Republicano Irlandés (IRA) nunca aceptaría entregar las armas antes del comienzo de las negociaciones, como pedía el Gobierno británico.

4. Renunciar cada parte, y oponerse a los intentos de otros, de usar la fuerza o amenazar con usarla para influir en el curso que vayan tomando las negociaciones entre todas las partes implicadas en el proceso de paz.

5. Urgir a que los asesinatos de castigo y las palizas se detengan, y tomar las medidas necesarias para prevenir que tales acciones se produzcan.

6. Compromiso de aceptar los términos de cualquier acuerdo que se alcance en una negociación múltiple sin apoyarse más que en métodos democráticos y exclusivamente pacíficos para intentar alterar cualquier aspecto con el que estén en desacuerdo alguna de las partes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de enero de 1996