Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guerra propone la supresión total de la mili

El servicio militar, no sólo suscita debate en la sociedad, sino también en el seno del PISOE, donde no todos sus miembros piensan lo mismo. Alfonso Guerra, vicesecretario general, planteó ayer en la ejecutiva de su partido, que quizá ha llegado el momento de proponer a los ciudadanos, en el programa electoral, la supresión de la mili. El coordinador del programa, Joaquín Almunia, tomó nota de, la propuesta de Guerra. Antes de que se reúna el comité federal del próximo a 27 y el programa sea definitivo se tomará a decisión. En principio, la mili figura con una duración de nueve meses.

El debate que ayer tuvo la ejecutiva en torno al programa no fue bronco. La mili, los impuestos y la vivienda fueron tres de los temas estrella que ocuparon durante más de cuatro horas el debate de los socialistas reunidos en la comisión ejecutiva federal. El secretario general del PSOE, Felipe González, no se quedó a toda la reunión, por lo que no pudo escuchar la propuesta del vicesecretario general.Guerra hizo una disquisición sobre si no sería conveniente afrontar este asunto de manera valiente y, si no proponer de manera absoluta la supresión inmediata, sí apuntar en el programa electoral que ése es el objetivo. En el borrador inicial se dice que la tasa de profesionalización del Ejército será del 50% a lo largo de la próxima legislatura, siendo ahora inferior al 40%.

Otro de los asuntos polémicos fue el de los impuestos, y en concreto la ley del impuesto de sucesiones. También Guerra tomó aquí la palabra para pedir su supresión de manera general, aunque con algún tope en virtud de si se está hablando de bienes muy numerosos. Puso el ejemplo del adolescente que pierde a sus padres en un accidente de coche, hereda la vivienda y, para hacer frente al impuesto de sucesión, tiene que vender dicha vivienda. Guerra aseguró que lleva detrás e este asunto 13 años.

Los ejecutivos del PSOE decidieron ayer que quizá no era conveniente una de las medidas tomadas en el programa en relación con la desgravación por vivienda. En el texto se dice que el tope para desgravar debe estar en un piso de 20 millones de pesetas. Ayer llegaron a la conclusión de que esa cifra hay que subirla hasta 30 millones de precio real.

El reparto del tiempo de trabajo fue muy debatido, aunque no se tomó una decisión, dejando para el comité federal la posibilidad de una mayor concreción.

El secretario de organización del PSOE, Ciprià Ciscar, se mostró ostensiblemente satisfecho por el grado de debate suscitado entre sus compañeros por el programa coordinado por Joaquín Almunia. "Los ciudadanos tienen que saber que el PSOE ha hecho un programa socialdemócrata, con definición de claros objetivos, realista y sin concesiones a la demagogia". Ciscar, aunque resaltó aspectos muy importantes, señaló que la prioridad indiscutible de los socialistas es la creación de empleo y el Estado de bienestar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 1996

Más información

  • La ejecutiva federal discute "el programa socialdemócrata" que presentará a los electores