Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

La clínica Dator deberá indemnizar a una paciente que quedó estéril tras un aborto

La clínica Dator de Madrid, en la que se realizan interrupciones voluntarias del embarazo, ha sido condenada por un juzgado de Madrid a indemnizar a una paciente con tres millones de pesetas por perjuicios psíquicos y físicos sufridos al realizarle un aborto. Ésta es la primera sentencia condenatoria que recibe la clínica, según la defensa de la paciente. La mujer ha quedado estéril tras la intervención.E. S. se sometió a una operación de aborto el pasado Mes de junio. Se la realizó el médico Sixto Pereda González. Durante la intervención se presentaron complicaciones médicas que obligaron a trasladar a la paciente al hospital de La Paz. El servicio de urgencias de este centro tuvo que practicarle una-histerectomía (estirpación del útero).

La muerte del cirujano meses después de la intervención cerró la vía penal. Sin embargo, el abogado de E. S. Javier Saavedra inició la vía civil en la que pedía 15 millones de pesetas de indemnización por los daños causados. La sentencia reconoce que ha habido "daños de orden físico y psíquico". Entre ellos está el haberle producido la esterilidad definitiva e irrecuperable en época fértil, según el dictamen judicial. Éste rechaza los 15 millones de pesetas, porque la mujer tenía intención de ligarse las trompas (esterilizarse) antes del aborto, según Saavedra.

En la clínica Dator informaron ayer que no se había recibido aún la sentencia, según una portavoz del centro, que destacó la gran cantidad de abortos que realiza al año este centro sanitario y la ausencia de incidentes similares. "Pedían 15 millones y sólo les han concedido tres; con eso se dice todo", concluyó la portavoz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de enero de 1996

Más información

  • SENTENCIA DE TRES MILLONES DE PESETAS