El dueño del cine Bilbao pagó a las víctimas antes de ser condenado

Los familiares de los seis fallecidos en la catástrofe del cine Bilbao, así como los 12 heridos, han cobrado la indemnización antes de que se hiciera pública -ayer- la sentencia que fija su cuantía y las penas.El juez Ramón Rodríguez Jackson ha condenado a un año de cárcel a dos de los seis acusados: el dueño del cine, Florentino Reizábal, y el presidente de Andamios In, Pedro Valero; y a seis meses de prisión al representante de la subcontrata JF Montajes, Juan José Sánchez. Además, dispone una indemnización total de 632 millones, la mitad de los cuales corresponde a Reyzábal; un 30%, a Valero , y el 20% restante, a Sánchez. Sin embargo, Reizábal se ha hecho cargo del total, que abonó en cheques conformados el mismo día en que terminó el juicio.

Más información

¿Córno es posible tal sentido de la anticipación? En vísperas de la conclusión del juicio, Florentino Reyzábal alcanzó un acuerdo con los abogados de la acusación -a espaldas del juez- en el que se comprometía a pagar de inmediato las indemnizaciones de las víctimas. A cambio, los abogados y el fiscal le pedirían una pena baja. Así ocurrió: la petición se quedó en un año (al principio los acusadores reclamaban seis años, y tres el fiscal), y el juez la ha asumido. Además, la indemnización para cada víctima coincide en líneas generales con la acordada por las partes.

Las tres condenas de cárcel impuestas implican que los penados no ingresarán en prisión, al carecer de antecedentes. El juez los considera autores de un delito de imprudencia; o lo que es igual, permitir que se instalase sobre la carcomida marquesina de la entrada una estructura metálica de 3.000 kilos, sin preocuparse del lamentable estado del voladizo ni de lo transitada que se hallaba la acera del cine, en el número 118 de la calle de Fuencarral. Eran las siete de la tarde del 27 de enero de 1993, y las víctimas hacían cola para ver Sister Act.

La sentencia se hizo pública ayer, 30 días después de que terminara el juicio, que duró poco más de un mes.

El juez ha absuelto a José Pereda García, coordinador de Andamios In; Ricardo Rodríguez, director comercial, y Juan Fernández Romo, de JF Montajes.

PASA A LA PÁGINA 3

Hechos probados

Algunos abogados afirman que Reyzábal decidió pagar al oir los terribles relatos de las víctimas

La sentencia establece como hechos probados, a grandes rasgos, los siguientes:- Los "tirantes" de la marquesina, que sujetaban ésta a la pared, eran el elemento "más crítico" de la estructura. "Un fallo en un tirante [que ocurrió], al dejar sin apoyo la viga de borde, "resultaría catastrófico". La marquesina "en un estado casi ruinoso": su sistema de imperImeabilización incumplía la normativa; carecía del preceptivo mantenimiento. Y sin él estuvo durante "al menos 23 años", sin que Reyzábal ni nadie del cine Bilbao, SA, diesen "nunca la orden de proceder a una revisión de su estado".

- En octubre de 1992, la sociedad Walt Disney quiso promocionar el estreno de la película Sister Áct en el Bilbao con un cartel más grande de lo habitual, que ocupara toda la fachada del cine. Reyzábal fue consultado y dio luz verde al proyecto. Para colocar ese reclamo publicitario era necesario instalar un andamio, tarea que fue encomendada a Andamios In. Pero Andamios In subcontrató el montaje y desmontaje de éste a JF Montajes. Ni unos ni otros miraron nada.

El juez Rodríguez Jackson da un varapalo al dueño de Andamios In, Valero de la Parra, también condenado, un aparejador de profesión, por permitir que su empresa instalara un. andamio de "casi tres mil kilos" sobre un "voladizo arruinado". También se lo da a Juan José Sánchez (condenado a seis meses), encargado de la empresa JF Montajes, por desmontarlo sin observar la más mínima prudencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de enero de 1996.