Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro supervivientes, dos de ellos padre e hija, en el accidente de aviación en Colombia

La alegría por la milagrosa salvación de cinco pasajeros del Boeing 757 de American Airlines que la noche del miércoles se estrelló contra el cerro San José cuatro minutos antes de llegar a su destino, la ciudad de Cali, al suroeste de Colombia, chocaba ayer con el dolor por la muerte de los otros 159 viajeros durante la febril actividad de rescate de las víctimas. Uno de los supervivientes falleció tras ingresar en el hospital de Cali. Otros dos son padre e hija. Los equipos de rescate habían localizado anoche más de sesenta cadáveres y perdían la esperanza de hallar más supervivientes.

La bruma que desde temprano cubría el paraje, a 3.000 metros de altura en la cordillera central de los Andes, y un fuerte aguacero impidieron proseguir con el traslado de los restos humanos, ansiosamente esperados por sus familiares para el trámite de identificación.En el Hospital Universitario de Cali, mientras, falleció uno de los cinco supervivientes de la tragedia. Se recuperan Gonzalo Dussan, de 35 años, y su hija Michelle, de seis, Liliana Mercedes Ramirez, de 21, y Mauricio Reyes, de 19. En la montaña quedaron la madre de Michelle, Nancy, y su hermano Gonzalo. "La niña llamaba a su mamá y repetidamente pedía su muñeca", comentó el socorrista que rescató a Michelle, la más pequeña de los pasajeros. Su padre atribuyó su salvación al "destino, que siempre está con nosotros".

A Mauricio Reyes le encontró su hermano mayor, Juan Carlos, quien se trasladó en la noche del miércoles al cerro San José tras enterarse de la tragedia. "Es un milagro", clamaba Juan Carlos dando gracias a la virgen María.

A la espera de analizar la caja negra, hallada a mediodía de ayer, el error humano y no un fallo técnico era la causa del siniestro que se barajaba como más probable. El Boeing 757 se desvió 12 millas de la ruta que debía seguir en su aterrizaje, que ya había sido autorizado por los controladores del aeropuerto de Palaseca en Cali.

Hipótesis de atentado

Las amenazas, anónimas, que en los últimos días habían recibido diarios como el Miami Herald y The New York Times sobre atentados contra aviones que volaran de Venezuela y Colombia a Estados Unidos, alentaban la hipótesis de un acto terrorista como causa del acciente. Sin embargo, los testimonios de labriegos que vieron accidente descartan la explosión en el aire y coinciden en que las llamas se produjeron tras el choque del aparato contra la montaña.Un vuelo de American Airlines trasladará desde Madrid a Cali a los familiares del periodista Vicente Zabala y del abogado vallisoletano Alfonso Soto, que perdió la vida junto a su mujer y sus dos hijas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de diciembre de 1995

Más información

  • La lluvia y la niebla dificultan las tareas de rescate del Boeing 757 siniestrado en Cali