Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una piedra de 200 kilos cae en laM-30 desde el puente de Toledo

Un adorno de piedra de 200 kilos se desprendió la pasada madrugada del puente de Toledo, según informó la Policía Municipal. La roca se hizo añicos sobre el asfalto de la M-30. Cayó justo delante de un coche que circulaba por debajo del puente. El vehículo sufrió daños de chapa. El conductor declaró a los agentes que "por un metro" no quedó sepultado.La policía sospecha que alguien empujó la roca desde el puente, que actualmente se encuentra en proceso de rehabilitación. "De lo contrario, es difícil que pueda precipitarse al suelo", señaló un policía local. También resultaron afectados otros vehículos que circulaban por la M-30 abollados por los añicos.

Por otra parte, ocho personas resultaron heridas en los 20 accidentes ocurridos durante la pasada madrugada en las calles de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 1995