Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva máquina para controles de alcoholemia en Colmenar Viejo

La Policía Municipal de Colmenar Viejo (28.000 habitantes) ha comenzado a efectuar controles de alcoholemia a bordo del nuevo vehículo-etilómetro cedido la pasada semana por la Jefatura Provincial de Tráfico.El Gobierno municipal del PP considera insuficientes los controles de alcoholemia que realizan habitualmente los agentes de la Guardia Civil la noche de los fines de semana.

"Somos un lugar de paso, muchos jóvenes se toman aquí sus primeras copas para después trasladarse a Madrid o a Miraflores de la Sierra. Vamos a ser inflexibles para que el que beba no conduzca", afirma el edil de Seguridad Ciudadana, Eduardo San Román.

El nuevo vehículo, valorado en 1.800.000 pesetas, dispone en su interior de un etilómetro. Su aspecto es el de un pequeño ordenador que viaja en un maletín, colocado en los asientos traseros. El conductor debe soplar por un canuto conectado a una pantalla, si ésta refleja un índice de alcohol entre el 0,4 y el 0,6 -que equivale al 0,8 del alcoholímetro convencional- es obligado a dejar el coche.

Si el marcador registra una cantidad etílica superior, los agentes municipales le retiran el carné durante un mes y le imponen una multa de 50.000 pesetas.

El edil de Seguridad espera que se amplíe por tiempo ilimitado la cesión del coche prevista hasta el día 31 del próximo mes de enero, sobre todo porque la carretera M-607 registra uno de los mayores índices de siniestralidad de toda la comunidad", añade San Román.

Según la Jefatura Provincial de Tráfico, los etilómetros son mucho más precisos que los alcoholímetros convencionales -los de globito que cambian de color-. Los coches-etilómetros funcionan también en Madrid capital y en los municipios de Aranjuez, Mejorada del Campo y Las Rozas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 1995