China anuncia una gran reforma económica para entrar en la Organización Mundial del Comercio

China anunciará hoy en Osaka un gran paquete de reformas económicas coincidiendo con el, último día de la cumbre de la APEC (Cooperación Económica Asia-Pacífico), que agrupa a 18 países de la cuenca del Pacífico. Las medidas, según declaró un portavoz de la delegación china, supondrán un avance significativo en la apertura del mercado chino al exterior y van encaminadas a conseguir de una vez la luz verde para entrar en la Organización Mundial del Comercio (OCM). Los máximos representantes del Comercio de China y de Estados Unidos -uno de los países más exigentes con Pekín en las negociaciones de acceso a la OMC- mantuvieron ayer una larga entrevista sobre esta cuestión.

Más información

Las reformas económicas que hará públicas hoy China tienen un objetivo prioritario: conseguir de una vez por todas el ingreso en la Organización Mundial del Comercio. Un alto cargo de la delegación estadounidense aseguró que el país asiático había aceptado el camino de acceso sugerido por Washington para entrar a la OMC. Los negociadores estadounidenses presentaron la semana pasada en Pekín una serie de medidas para reformar el régimen comercial chino de manera que fuera compatible con las reglas de la Organización.La larga reunión mantenida ayer entre Mickey Kantor, representante estadounidense de Comercio, y Wu Yi, el ministro chino de Comercio exterior, y el posterior anuncio del paquete es síntoma de que los dos países han logrado acercar sus posiciones y que la entrada del país asiático en la OMC está más cerca que nunca. Para aprobar su ingreso, EE UU ha pedido siempre a China esfuerzos adicionales para abrir más su mercado. Europa, aunque no con la insistencia de Washington, también ha sido exigente con Pekín en este sentido.

Moneda convertible

"Puedo decir que las reformas serán significativas", avanzó un portavoz chino. "Siempre hemos dicho que China tiene que asumir sus responsabilidades", añadió. Preguntado sobre la posibilidad de que China haga convertible el yuan, la moneda nacional, el portavoz aseguró que esta medida está contemplada. Otras reformas son la reducción de los aranceles (recargos en la aduana), facilitar el acceso al mercado chino y ahondar en las políticas económicas que defiendan la libre competencia.

Pekín ha concentrado su labor diplomática en los últimos meses en conseguir el ingreso en la OMC, el organismo que el pasado 1 de enero sucedió al GATT (Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio) como vigía del comercio mundial. En realidad, China pide el reingreso en este organismo pues fue socio fundador del GATT en 1947, aunque luego lo abandonaría al estallar la revolución de Mao Zedong.

El anuncio del paquete coincidirá con la firma del acuerdo entre los 18 representantes de la APEC para liberalizar el comercio de los países de la cuenca. del Pacífico. La fecha, el 2020 para los países menos desarrollados, el 2010 para los más industrializados. Sin embargo, apenas aprobado el texto a nivel ministeríal, que se espera sea refrendado hoy por los jefes de Estado, las dudas sobre si se podrá cumplir el ambicioso plan son numerosas.

La inesperada ausencia del presidente estadounidense, Bill Clinton, a causa de la batalla presupuestaria doméstica, ha sentado muy mal en círculos gubernamentales nipones y ha restado fuerza a una asamblea ya de por sí muy debilitada por las diferencias geográficas, culturales y económicas. Algunos analistas han destacado que las convergencias de economías tan dispares como Canadá y Papúa Nueva Guinea, o China y Estados Unidos y México, por ejemplo, implican un proceso difícil de prever y acaso imposible de llevar a cabo

El texto, que probablemente aceptarán sin variaciones los presidentes de Gobierno y jefes de Estado, refleja "el compromiso voluntario y la determinación política de cada miembro para lograr los objetivos marcados". Se espera que los líderes de la cuenca del Pacífico ofrezcan hoy, en el comunicado final, planes concretos de liberalización comercial que deberían de entrar en vigor en la próxima cumbre de Manila en 1996.

Tokio ya ha anunciado la reducción de aranceles en minería y bienes manufacturados, si bien, lo mismo que China y Corea del Sur, ha procurado soslayar todo compromiso en el sector agrario, uno de los más protegidos y cuyo lobby goza de fuerte influencia entre los partidos de la coalición gubernamental japonesa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción