Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES CATALANAS

Pujol y Aznar refuerzan en sus mensajes la proyección española de los comicios

La trascendencia que tienen las elecciones catalanas para el futuro de España ha sido subrayado en la recta final de la campaña, que ayer finalizó, especialmente por dos políticos: José María Aznar, que reclamó ayer el voto para el Partido Popular (PP) para "superar la crisis política y dar un impulso al cambio político en Cataluña", y por Jordi Pujol, que reclamó el voto en el mitin central de su partido para Convergència i Unió (CiU) porque la revalidación de su mayoría absoluta le permitiría "incluso imponer" sus criterios al Gobierno español, sea éste del color que sea.

"Somos el eje de la política española y seremos el eje de la política catalana porque vamos a gobernar en España", clamó el líder del PP anoche ante un Palau Blaugrana casi lleno por unos 7.500 simpatizantes que hacían ondear centenares de banderas catalanas y contadísimas banderas españolas. Fue un mitin central lleno de euforia y un final a la americana con globos y bengalas.Aznar, tras solicitar el voto para el PP para dar un impulso decisivo al cambio en España subrayó que "la gran beneficiaria de un fuerte respaldo al PP será Cataluña, porque se situará en la vanguardia de España". Quienes dividen Cataluña, dijo en respuesta a las acusaciones de los nacionalistas de quebrar la sociedad catalana, "son los que quieren adueñarse de ella, los que quieren monopolizarla, los que quieren identificarla con un partido y una persona", en clara alusión a Pujol.

El jueves por la noche, el secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos, Josep Maria Trias de Bes y el candidato número 12 de la lista por Barcelona, Jacint Vilardaga, salieron de un mitin celebrado en Berga (Barcelona) escoltados por la Guardia Civil en medio de insultos y gritos que proferían unos cuantos jóvenes independentistas.

Pujol, por su parte, argumenté que la "fuerza de Cataluña viene dada por la fuerza que obtenga CiU", y agregó: "No es a través de la retórica [en referencia a los independentistas de ERC], el sucursalismo [en referencia a los socialistas catalanes] o la claudicación [en alusión a los populares de Cataluña] como Cataluña irá adelante".

En referencia directa al Partido Popular, Pujol subrayó que no se podía permitir que tengan capacidad de influencia en Cataluña quienes han hecho "de la confrontación y la crispación" un arma para llegar al poder. "Han intentado romper la unidad de Cataluña", agregó, "y no podemos permitir que tengan peso aquí quienes han querido disminuir Cataluña". Para los nacionalistas, subrayó, "Cataluña es su razón de ser, lo único importante", lo que no le impidió reclamar el voto para seguir siendo influyente en Madrid.Con los ataques al PP, Pujol no sólo pretende asegurar votos del electorado conservador, sino erigirse en máximo parapeto de los populares con el fin de evita ra la fuga de sufragios hacia los independentistas que CiU ha de tectado en las áreas rurales. El candidato socialsta, Joaquim Nadal, no ha subrayado en la recta final de la campaña su identificación con el PSOE, pero los carteles con la foto de Felipe González -que acudió al mitin central del PSC, el viernes pasado-siguen siendo abundantes, sobre todo en las ciudades del cinturón barcelonés.

Iniciativa per Catalunya-Els, Verds tampoco han utilizado en la recta final su relación con Izquierda Unica. En el mitin central de ayer no estuvo Julio Anguita, que se fue el sábado de Cataluña y no ha vuelto. Y la independentista Esquerra Republicana la única clave española quo; utiliza es que hay que votarla para evitar que el PP quede en tercer lugar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 1995