Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía apuesta por varios Decretos Ley para completar la prórroga del Presupuesto

El ministro de Economía, Pedro Solbes, con el asesoramiento de los juristas del ministerio, considera más apropiado elaborar un Decreto Ley por cada una de las autorizaciones para aumentar el gasto público que sean necesarias en 1996 como complemento a la prórroga del Presupuesto. Esta hipótesis implica que el Gobierno, probalemente, aprobará un Decreto Ley para autorizar el mayor gasto derivado de la subida de pensiones, otro para permitir el aumento de salarios de los funcionarios y un tercero para pagar el aumento de los intereses de la deuda. Hacienda mantiene que la actualización de tarifas del impuesto sobre la renta (IRPF) es constitucional. Habrá tres Decretos Ley como máximo.

El ministerio de Economía considera hoy como más probable la hipótesis de elaborar un Decreto Ley por cada una de las autorizaciones de gasto necesarias para complementar la prórroga de los Presupuestos de 1995 en 1996. Es decir, que se a probará un Decreto para autorizar el exceso de gasto que requiere la subida de las pensiones en el 3,51%, otro para facilitar el aumento de los salarios de los funcionarios y un tercero para hacer frente a los intereses de la Deuda del Estado. Hacienda mantiene además que la actualización de las tarifas del IRPF es constitucional, puesto que no se modifican las condiciones fundamentales del impuesto. Como se trata de Decretos Leyes, deben ser aprobados por el Parlamento.Los juristas del Gobierno arguyen dos razones para preferir decretos separados en lugar de un Real Decreto Ley único. La primera es de carácter formal o aparencial: varios decretos evitarán la imagen de que se recurre a un presupuesto, bis. El segundo motivo es una precaución de orden jurídico. En el caso de que el contenido de alguna de las autorizaciones de gasto sea puesta en cuestión legalmente -como por ejemplo, alguna determinación sobre constitucionalidad-, el resto de los contenidos no quedarían afectados, cosa que sí sucedería en el caso de un Decreto Ley único.

Fuentes autorizadas explicaron a EL PAÍS que la opción de varios Decretos es la dominante en estos momentos, aunque puede variar de aquí a finales de año. En estos momentos, Economía mantiene reuniones con todos los ministerios con el objetivo de determinar finalmente la autorización de gasto de cada departamento en todo 1996. En el bien entendido que no podrán gastar más allá de lo previsto en el Presupuesto [rechazado] de 1996, aunque sí se pueden reorientar los programas de gasto.

El Consejo de Ministros tomó el acuerdo de autolimitar el gasto público en 1996 para adecuar el volumen de gasto del Presupuesto de 1995 al Presupuesto previsto y no aprobado de 1996. Este acuerdo implica un recorte de gasto (sobre las cifras de 1995) de unos 830.000 millones, para buscar el encaje del mayor gasto en pensiones, deuda y salarios de funcionarios. Según algunas versiones, el mayor coste de la sanidad puede ser compensado por el crecimiento de los ingresos.

Por otra parte, el anuncio de la aplicación drástica del Presupuesto del 96 mediante un recorte de gastos efectivo no ha conmovido al Banco de España. La entidad mantiene su voluntad firma de no reducir el coste del dinero, por las razones que el gobernador, Luis Ángel Rojo, expuso en el Congreso: no hay garantías de continuidad en el control del déficit público y está por ver si la inflación queda por debajo del 4% "en los primeros meses de 1996":

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de noviembre de 1995

Más información

  • Hacienda mantiene que la actualización de tarifas del IRPF es constitucional