Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Croacia será la ganadora de la guerra de Bosnia"

Hasta hace unos meses negociador de la Unión Europea en Bosnia, David Owen, de 57 años, no ha podido resistir la tentación de explicar en un libro, The Balkan Odissey (La Odisea Balcánica), que acaba de publicarse en Londres, lo que él considera toda la verdad sobre esa complicada guerra. Y no sólo eso, todo sobre el papel de la diplomacia estadounidense, que, a su juicio, hizo fracasar el plan de paz que el propio Owen y Cyrus Vance presentaron en febrero de 1993. Contra viento y marea insiste en que aquel acuerdo era "infinitamente mejor y más justo para los musulmanes bosnios" que el que pueda derivarse de la reunión de Ohio, en la que serán los croatas "los principales beneficiados". En Londres, David Owen, miembro de la Cámara de los Lores, conversó con EL PAÍS sobre su visión del conflicto en los Balcanes.Pregunta. ¿No es este libro una larga justificación a su fracaso como mediador para alcanzar la paz en la antigua Yugoslavia?

Respuesta. En absoluto. Yo me hice cargo de las negociaciones en 1992, y en aquel momento ni siquiera me planteaba un acuerdo de paz, pese a que siempre he sido acusado de ser demasiado optimista. Ahora, en Ohio, es muy probable que se llegue a algún acuerdo de paz, principalmente porque los ejércitos sobre el terreno están exhaustos, y los políticos también. Tampoco quedan ciudades por recuperar en estos momentos. Pero el libro sólo pretende dar a conocer a la gente, a los estudiosos, lo que ha sido de verdad este complicado proceso. Es una mirada hacia el conflicto de la que se pueden y se deben sacar las consecuencias necesarias para el futuro.

P. Estados Unidos parece que va a conseguir ahora lo que no logró Europa...

R. Yo respeto mucho a Estados Unidos, pero la diplomacia de ese país durante los dos últimos años es culpable de haber prolongado innecesariamente la guerra en Bosnia. No me parece justo que Europa deba sufrir el oprobio general por su papel. La contribución de la UE ha sido excepcional, lo mismo que la de Naciones Unidas. Una de las misiones esenciales, la de evitar la muerte de miles de habitantes en los inviernos de 1992 y de 1993, se cumplió ampliamente por parte de los cascos azules. El fracaso de las zonas seguras se produjo porque se diseñaron sabiendo que requerirían un enorme despliegue de tropas que no se llegó a efectuar, en parte, por culpa de Estados Unidos. Si Washington hubiera apoyado el plan de paz Vance-Owen en febrero de 1993, se habrían ahorrado montones de muertes. No se trata de una opinión, hay hechos que lo demuestran. Por eso he escrito este libro, que se edita también en versión en CD-ROM, para poder consultar los documentos.

Una calumnia

P. Su plan fue tildado de favorable a los serbobosnios.R. Eso es una calumnia que surgió al calor de la guerra de propaganda desarrollada por la Administración de Clinton. Pero es rigurosamente falso. El plan era infinitamente mejor que el actual, puesto que mantenía Bosnia-Herzegovina como un todo unido dividido en provincias. Era mucho más favorable para los musulmanes bosnios de lo que lo va a ser el que salga de la reunión de Ohio. Los hechos lo demuestran. Como demuestran que en los dos últimos años Croacia se ha crecido, ha ganado terreno y todo apunta a que, en la futura federación bosnio-croata, el territorio se va a dividir a partes iguales. De hecho, los croatas van a ser los grandes ganadores de esta terrible guerra.

P. ¿A qué atribuye el que la prensa internacional y la opinión pública se hayan inclinado en contra de los serbios?

R. La conducta de los serbobosnios, especialmente contra los musulmanes al comienzo del conflicto, fue tan ultrajante y ofendió tanto a la opinión pública, que la gente se olvidó de todo lo demás. Quizás no sea éste el caso de España, un país que ha sufrido en su carne una guerra civil. Y en una guerra civil, ninguno de los bandos puede considerarse nunca completamente virginal y carente de culpa. Lo curioso es que los norteamericanos han sufrido también esta experiencia, pese a lo cual no acaban de entender el conflicto yugoslavo e insisten en no reconocer que se trata de una auténtica guerra civil. Pero bueno, con la CNN en directo recogiendo imágenes del asedio de Sarajevo, es normal que la gente pierda cualquier sentido de objetividad o de imparcialidad. Como negociador yo me he visto obligado a serlo, aunque no neutral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de noviembre de 1995

Más información

  • DAVID OWEN: EX NEGOCIADOR DE LA UE EN LA ANTIGUA YUGOSLAVIA