Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canal + convierte a 'Mot' en serie animada

Canal + estrena el próximo día 15 Mot, una serie de dibujos animados basada en la historieta de Alfonso Azpiri e Ignacio Moreno que publicó El Pequeño País.El 10 de abril de 1988 la portada de El País Semanal aparecía destrozada por las garras de un extraño ser de sonrisa siniestra. Junto a él, con rostro perplejo y mirada miope, se encontraba acurrucado un adolescente de aspecto raquítico. Era Leo, protagonista infantil de la historieta, a quien le había tocado en suerte lidiar con el último eslabón de los "Monstruos Organicos Telúricos".

Mot narraba la extraña amistad surgida entre Leo y un monstruo capaz de teletransportarse de un universo a otro con suma facilidad. La facultad de Mot, que le sirvió para saltar de álbum en álbum con sorprendente soltura, le permitió penetrar, en una última acrobacia con doble pirueta, en el mundo del dibujo animado.

La aventura de Mot en la animación comenzó a gestarse en el año 1991, cuando obtuvo el Premio Cartoon como la mejor serie vendida en el festival de Annecy, en Francia. "Entramos en contacto con Le Studio, filial de Canal + en Francia", comenta Alfonso Azpiri, dibujante y autor del enorme corpachón de Mot. "Empezamos a negociar los derechos, firmamos unos contratos que parecían libros y se empezó a hacer el piloto". El primer piloto de la serie respetaba los dibujos realizados por Azpiri. Monstruos y personajes eran un fiel reflejo de las imágenes que aparecían en el álbum. La preproducción duró dos años más.

"Me empezaron a llegar bocetos, yo no intervenía pero tenían el detalle de enviármelos", añade el dibujante. Sin embargo, todo cambiaría de forma radical con la llegada a Le Studio de Philip Grimont. El nuevo director de creación de Le Studio decidió tirar abajo todo lo realizado hasta ese momento. "Cuando me enviaron los nuevos capítulos me enfadé muchísimo". El enfado de Azpiri estaba relacionado con Leo y su miopía. Grimont había decidido suprimir las gafas del jovenzuelo y ya no había rectificación posible. Se habían rodado 13 capítulos. "Lo que más me ha cabreado de todo es la desaparición de esas gafas. No se lo perdonaré nunca a Philip Grimont", apunta Azpiri, quien, sin embargo, ve con mejores ojos los cambios producidos en Mot. Ha cambiado su dentadura y su color, pero se ha respetado lo más importante, su personalidad. Este pequeño enfado con los productores no parece compartirlo Ignacio Moreno, quien ve en el Mot televisivo "un dibujo moderno que refleja muy bien la filosofía del proyecto original".

La serie, coproducida por Ellipse Animation y France 3, y compuesta por 26 capítulos de 30 minutos de duración, es la segunda historieta española, junto Mortadelo y Filemón, que pasa a formar parte del mundo del dibujo animado. La característica de este nuevo Mot que más va a llamar la atención de los telespectadores es su colorido. Diseñadores y decoradores han preferido emplear un tratamiento especial del color en el ordenador, utilizando colores puros. El resultado es un mundo espectacular en el que el cielo es rojo, las casas amarillas, el bosque azul, los malos pasan del verde oliva al fucsia y Mot se convierte en un monstruo violeta.

A pesar del paso de tiempo y de los avances de la técnica, Mot sigue conservando ese toque ingenuo y tierno, que reflejaba en las historietas y que describió Rosa Montero en la presentación de su primer álbum: "Mot, que sería el último amigo que una madre de orden pudiera desear para su hijo, es bastante más humano que muchos de los hombres y mujeres que conozco".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de noviembre de 1995