Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia efectúa su tercera prueba nuclear en Mururoa

Francia efectuó anoche su tercera prueba nuclear en el Pacífico sur desde el pasado 5 de septiembre, según anunció el Ministerio de Defensa de París. La explosión atómica subterránea -que se produjo en el atolón de Mururoa a las 13.00, hora local, las 23.00 en Madrid- tuvo una potencia inferior a los 64) kilotones. A pesar de las protestas internacionales, el presidente Jacques Chirac aseguró el pasado lunes que ordenará un total de seis pruebas nucleares.

El comunicado del Ministerio de Defensa francés que informaba de la nueva prueba nuclear subrayaba que ésta, iba destinada a "garantizar en el futuro la seguridad y la fiabilidad de las armas [atómicas]".La primera explosión atómica programada por Francia desde que el pasado 13 de junio Chirac anunció su reanudación se llevó a cabo el 5 de septiembre en el atolón de Mururoa con una potencia de 20 kilotones, esto es, el equivalente a 20.000 toneladas de TNT.

Sin embargo, la segunda prueba nuclear francesa en el Pacífico sur se desarrolló el 2 de octubre en el atolón de Fangataufa, situado a 40 kilómetros de Mururoa. París experimentó esta vez la cabeza nuclear TN-75, diseñada para equipar en el futuro A sus nuevos submarinos nucleares, con una potencia de 110 kilotones.

Con este tercer disparo nuclear, Francia ha cumplido la mitad de su programa de pruebas. Aunque en un primer momento el Gobierno de Chirac había previsto efectuar hasta ocho explosiones en el Pacífico sur, el presidente Chirac aseguró el pasado lunes en Nueva, York que el plan de experimentación se reduciría a seis pruebas. El programa de ensayos nucleares de París ha suscitado una amplia ola internacional de protestas, en especial en países como Australia, Nueva Zelanza y Japón. La organización ecologista Greenpeace denunció desde Auckland su indignación por la decisión del Gobierno de París. "Como de costumbre, los franceses actúan como quieren a pesar de la amplia oposición mundial", afirmó Glyn Walters, portavoz de Greenpace en Nueva Zelanda.

El líder del partido independentista polinesio, Oscar Temaru, anunció que continuarán las protestas contra las pruebas nucleares francesas. "Dios nos proteja si se produce una fisura [en el atolón] y hay contaminación radiactiva", agregó. Un portavoz del Gobierno británico, por su parte, se límitó a reiterar que Londres considera las pruebas "un asunto interno de Francia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 1995

Más información

  • Explosión de 60 kilotones en el Pacifico sur