Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galindo regresa a Intxaurrondo para despedirse de sus guardias civiles

El general Enrique Rodríguez Galindo regresa hoy, miércoles, al acuartelamiento de Intxaurrondo (Guipúzcoa) para despedirse de sus antiguos subordinados, que compartirán con él un almuerzo homenaje, según fuentes de dicho cuartel. Galindo pretendía hacer coincidir ese acto con la fiesta de la patrona de la Guardia Civil, el próximo día 12, pero sus superiores le recomendaron que no lo hiciera así.

El general, que en breve se convertirá en asesor del director de la Guardia Civil, Ferran Cardenal, ha mostrado su deseo de ofrendar a la Virgen del Pilar el fajín que le impuso el pasado 18 de septiembre el ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch.

Según fuentes de la Guardia Civil, Galindo no fue el responsable de las fricciones surgidas entre agentes de este cuerpo y los de la policía durante una operación antiterrorista. en Francia, como publicó ayer EL PAÍS. Las mismas fuentes reconocieron ayer a Europa Press que la Guardia Civil interfirió en esa operación policial, pero agregaron que la actuación de los Agentes del instituto armado se ajustó a las funciones que tienen asignada en la lucha contra ETA.

Los mismos medios argumentan que Galindo estaba realizando el curso, de ascenso a general cuando se produjo el incidente en Francia y que no podía ser responsable del mismo. Sin embargo, fuentes policiales reiteraron ayer que Galindo seguía siendo jefe del cuartel de Intaxurrondo, pese a estar haciendo ese curso. Su sustituto en el cargo, el teniente coronel Ignacio Laguna, fue nombrado el pasado 4 de septiembre, según el Boletín Oficial de Defensa, aunque desde mayo está en Intxaurrondo como jefe interino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1995