GENTE

LA PECERA DEL ÚLTIMO

Manolo García, que junto con el guitarrista Quimi Portet forman El Último de la Fila, uno de los grupos españoles más famosos del momento, lleva consigo en todos los recitales una pecera con agua en cuyo interior hay colocadas flores y ranas de plástico, para hacer honor a su último disco, La rebelión de los hombres rana, del que llevan vendidas 200.000 copias. Según relató García a un grupo de periodistas después de una multitudinaria actuación en Segovia, esta pecera es colocada cada día en su camerino, generalmente instalado en las enfermerías en las plazas de toros, por uno de los miembros de su equipo de producción, pero no la concibe como un amuleto generador de suerte, sino como un elemento "para crear ambiente".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de septiembre de 1995.