Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Alcorcón limpia la finca de Las Presillas

Limpiar para proteger. Ése parece ser el lema de la concejalía de Medio Ambiente y Parques y Jardines de Alcorcón (144.850 habitantes), que ha comenzado a limpiar la finca de Las Presillas, un espacio natural de pinos y alcornoques. Ésta es la primera de las actuaciones previstas. Va a ser saneada la zona y después se pretende crear un parque natural. Será uno de los tres pulmones del municipio. Los otros son el futuro parque de Valdepolo y el anillo de parques urbanos alrededor de la población.

La superficie de Las Presillas es de unas 65 hectáreas, de las que mas de la mitad son arboladas. A ella sólo se accede por un camino de arena desde la carretera M-406 (Alcorcón-Getafe) o por el desvío del barrio de La Fortuna de la M-40. En ambas vías no hay indicaciones que dirijan a esta zona arbolada. En esta primera fase de limpieza, mantenimiento y mejora se van a eliminar las basuras, los escombros y la leña seca. También se van a apear los árboles secos y los que sean capaces de transmitir enfermedades a los sanos. De este modo se quieren prevenir posibles incendios por la suciedad. La finca, hasta hace poco era de propiedad privada. El Ayuntamiento la ha expropiado y ahora es de titularidad pública.El origen de las basuras proviene, según el director de servicios de la Concejalía de Medio Ambiente, Juan José Cicuéndez, de tres focos: de los asentamientos ilegales del término de Leganés (178.000 habitantes), de descuidos de la gente y de vándalos, y de lo que pueda traer el aire. De Leganes sólo les separa un camino vecinal. Al otro lado, en el municipio vecino, los escombros y la suciedad campan por sus fueros.

El proyecto del Ayuntamiento para la finca es ambicioso, según Cicuéndez. Se estudia crear un espacio protegido y cuidado para el disfrute de las personas. Las concejalías de Urbanismo y Educación también van a participar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de septiembre de 1995

Más información

  • Se convertirá en uno de los pulmones del municipio