Los grandes centros rechazan el pacto CiU-PSOE sobre horarios comerciales

El pequeño comercio y las grandes superficies valoraron ayer de forma muy distinta el acuerdo entre el PSOE y CiU que deja para después del año 2001 la libertad de horarios comerciales. El presidente de la Asociación Nacional de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (ANGED), José Serrano Carvajal, lo calificó de "un golpe bajo" al sector y a los consumidores. Serrano añadió, en declaraciones a Europa Press, que el acuerdo seguirá consumiendo la demanda y que va directamente contra los consumidores que desean comprar sin encontrar restricciones.

Serrano criticó también que la libertad de horarios dependa de un acuerdo final entre Gobierno y comunidades autónomas lo que provocará grandes distorsiones territoriales. El dirigente empresarial afirmó que ANGED seguirá batallando ante los tribunales para conseguir la plena libertad de horarios. La nueva Ley establecerá la necesidad de doble licencia -de ayuntamientos y autonomías- para las nuevas grandes superficies.

Por su parte, la Unión Nacional de Empresarios de Comercio (UNECOM) expresó a Efe su satisfacción ante el desbloqueo de la Ley de Comercio que supone el pacto PSOE-CiU. Para el presidente de esta organización, que agrupa a más de 300.000 pequeños y medianos comerciantes de nueve comunidades autónomas, les preciso ser optimista y confiar en que en los próximos días y, a ser posible, dentro de la legislatura actual, se apruebe definitivamente la polémica ley para tranquilizar y normaliar el sector", afirmó Joan Parcerisa.

Los pequeños, a favor

El presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), Pere LLorens, también apoyó el acuerdo al considerar que consagra la situación actual. El gerente de Unipyme, Guillermo Marcos, calificó igualmente de positivo el acuerdo, si bien matizó que el hecho de que el régimen de apertura en domingos y festivos tenga que ser revisado en el 2001 puede viciarlo.Francesc Homs, responsable de CiU en estas negociaciones, se congratuló de que la libertad de horarios se haya ralentizado "porque hubiera provocado una aceleración de la distribución en favor de las grandes superficies comerciales, de las que todavía existen 100 peticiones por autorizar en toda España y, en consecuencia, el cierre de pequeños comercios y más paro en el sector". Homs explicó que en los últimos cinco años la distribución en grandes superficies ha pasado de representar un 5% del total a un 28% de la distribución comercial en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 07 de septiembre de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50