Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MONTAÑISMO

Xavier Lamas, médico de una expedición al Everest, muere a causa de un alud

Xavier Lamas, de 31 años, médico de una expedición catalana al Everest (8.846 metros), falleció el pasado sábado tras ser arrastrado por un alud de placa. Lamas, con otros miembros del grupo, estaba realizando una ascensión de aclimatación al Changzhene Peak, de 6.977 metros, una cima cercana al campo base, situado en el glaciar del Rongbuk (Tíbet). El accidente se produjo en el descenso de la cumbre. El cuerpo sin vida del montañero fue localizado por sus compañeros a. 5.900 metros, en la base final del alud. El alpinista fallecido será sepultado en el mismo lugar donde fue hallado debido al peligro que comporta recuperar el cuerpo.

La muerte de Xavier Lamas se produce dos semanas después de que tres montañeros aragoneses murieran en el descenso del K-2, la segunda montaña más alta del mundo, después del Everest.El alpinista catalán fallecido formaba parte de la expedición de la Universidad Politécnica de Barcelona (UPC), cuyo objetivo es ascender al Everest por el corredor Hornbein -una ruta directa que tiene una pendiente con un desnivel medio sostenido de 45 grados- sin utilizar oxigeno suplementario y efectuando la ascensión al más puro estilo alpino, sin ayuda de sherpas, ni cuerdas fijas, ni la instalación previa de campos de altura.

El grupo, cuyos integrantes son de la nueva generación de alpinistas españoles de alta dificultad, partió de Barcelona el pasado 29 de julio y estaba formado además de por Lamas- por Albert Castellet, Ferran Latorre, Manel de la Matta, Néstor Bohigas, Ernest Bladé, Xavier González y Araceli Segarra.

La expedición tenía previsto efectuar el ataque a la cumbre del techo del mundo a finales del próximo mes de septiembre o a principios de octubre. El resto del grupo se encuentra en perfectas condiciones en el campo base. Se desconoce todavía si los miembros de la expedición continuarán adelante con el proyecto o decidirán abandonar la montaña para regresar a Barcelona.

Xavier, que era hijo de Manolo Lamas, profesor de diseño periodístico en la Universidad Pompeu Fabra, se había doctorado en medicina y cirugía por la Universidad de Barcelona y llevaba dos años desarrollando investigaciones sobre farmacología en la Universidad de Harvard (Estados Unidos).

La noticia del accidente fue conocida por los familiares del montañero el sábado por la noche. El hogar de los Lamas se paralizó por la tragedia del Himalaya. No era la primera vez que recibían tan dolorosa noticia. La familia Lamas perdió, en febrero de 1987, a su segundo hijo, Ignacio, cuando practicaba la escalada en el Cavall Bernat, en Montserrat. Xavier era el mayor de tres hermanos. Olga, la hermana menor, estudia periodismo.

La muerte de Xavier también causó sorpresa entre el colectivo alpinístico catalán. Lamas estaba considerado un buen alpinista, que había efectuado numerosas ascensiones de alta dificultad en los Pirineos y los Alpes. Su experiencia en el Himalaya comenzó en 1989, cuando formó parte de una expedición catalana al Makalú (8.481 metros). Participó luego en el proyecto, alpinístico de la UPC formando parte del grupo que coronó el Pumori (7.165) en 1990 y el Shisha Pangma (8.008) en 1992.

Lamas nunca estuvo en las cordadas que coronaron la cima, quizá porque por su condición de médico estaba obligado a velar por el estado físico de los demás miembros de la expedición. Sin embargo, era un todoterreno dispuesto a ayudar a sus compañeros en la ascensión. La cota más alta que alcanzó fue la de 7.900 metros, en el Makalú. En el Shisha formó parte del segundo grupo que intentaba coronar la cumbre, pero que tuvo que abandonar por el mal tiempo cuando estaba a 7.600 metros. La cordada que logró la cima del Shisha Pangma está integrada por Castellet, Latorre, Bladé y Segarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de agosto de 1995

Más información

  • Integraba el grupo de la Politécnica