La OLP e Israel logran un acuerdo parcial sobre la autonomía palestina

El ministro de Exteriores israelí Simon Peres, y el líder de la Autoridad Nacional Palestina, Yasir Arafat, anunciaron anoche en Taba (Egipto), en una conferencia de prensa al término del cuarto día de conversaciones, haber logrado "un acuerdo sobre los puntos esenciales concernientes a la extensión de la autonomía en Cisjordania". Sin embargo, es un vídeo grabado por la televisión en el que se ve a Arafat pronunciar discursos infiamados lo que ahora mismo centra la atención y ha causa do un gran escándalo en Israel.

El escándalo se ha producido por las arengas del líder de la OLP a finales del pasado junio en la universidad islámica Al Azhar, en Gaza. Transmitidos por la televisión palestina, fueron grabados y después proyectados por el Likud (oposición derechista) ante miembros del Congreso norteamericano. La casete atravesó el océano y ahora provoca conmoción. ¿Por qué? Porque en la grabación se ve a Arafat asegurar que espera que la yihad (guerra santa, en la acepción más común) siga hasta la victoria, "hasta que un niño palestino- ice la bandera palestina sobre los muros, las mezquitas y las iglesias de Jerusalén, capital del Estado palestino".Arafat reclama la liberación de Abir el Wahebi, un palestino detenido en Israel por dirigir el secuestro de un autobús civil a comienzos de los ochenta, cerca de Tel Aviv, acción que causó 15 muertos. "Abir era el jefe de una unidad que creó la primera república palestina en un autobús", grita el líder palestino en el acto que recoge la grabación.

Portavoces de la derecha nacionalista y religiosa disputan con los representantes de la izquierda gubernamental, mientras que especialistas en asuntos árabes demuestran que se trata de "algo muy grave" o, por el contrario, de algo que "no tiene una significación política concreta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de agosto de 1995.