Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía manda a una africana al centro donde vivió 61 días

Pat Peters, una liberiana pendiente de expulsión del país por estancia ilegal, llevaba el pasado viernes 61 días encerrada en el centro de extranjeros de Moratalaz, ventiún días más de lo fijado en la ley. Ahora lleva 66. El Cuerpo Superior de Policía procedió a su deportación a Nigeria el viernes en un vuelo vía Zurich. Pero en el aeropuerto suizo la inmigrante forcejeó con los agentes para evitar su expulsión por lo que la trajeron de regreso a España, internándola de nuevo en Moratalaz.Su abogada, Vilma Benel, ha pedido el amparo del Constitucional. Cree que el internamiento ya era ilegal por superar los 40 días. "Ahora la han vuelto a llevar a Moratalaz sin solicitar al juez un auto de internamiento", asegura. La policía afirma: "La devolvimos al centro como siempre que la expulsión se frustra".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1995