Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple emprenderá una guerra de precios para hacer frente a IBM

Washington / Tokio

Los dos líderes mundiales de la informática, las compañías norteamericanas Apple Computer e IBM, han entrado en una guerra comercial. Apple Computer ha anunciado una reducción de entre el 35% y el 40% en los precios de su gama de microordenadores Power Macintosh para tratar de minimizar la competencia de los PC compatibles de IBM. La decisión de Apple se produce apenas dos semanas antes de que IBM lance al mercado el sistema operativo Windows 95, fabricado por Microsoft.

El nuevo sistema de IBM, conocido como Windows 95, contribuye a simplificar la utilización de los microordenadores, superando, a criterio de los analistas, algunas ventajas clásicas de los Macintosh fabricados por Apple, cuya principal valía era precisamente su sencillez. Ya en 1994, las ventas de Apple sufrieron un retroceso, situándose en una cuota de mercado mundial del 8%, frente al 15% alcanzado al finalizar la década de los ochenta. Con una estimación d le. ven tas de 30 millones de copias durante este año, Windows 95 va camino de convertirse en una de las revoluciones más importantes de la industria informática en los últimos 10 años. A ello contribuye de forma decisiva, además de su sencillez, la introducción de un icono en cada copia que permite acceder directamente a la red Internet.

No obstante, el lanzamiento de Windows 95 no está exento de trabas. Cuatro compañías estadounidenses de alta tecnología han elevado una petición al Departamento de Justicia de Estados Unidos para que retrase o prohíba la salida al mercado del nuevo sistema de Microsoft, prevista para el 24 de agosto. A juicio de esas, compañías el acceso directo a Internet, tal y como pretende Windows 95, tendría graves repercusiones en el mercado de los PCs. De todas formas, un comunicado del Departamento de Justicia informó ayer de que no es probable que complete su investigación al respecto antes de esa fecha. Por el momento, IBM y Microsoft continúan con sus campañas de promoción del producto. El gigante del sector informático IBM está dispuesto a hacerse con el mercado de forma definitiva. Dentro de esta estrategia, anunció ayer un acuerdo con la empresa japonesa Toshiba para la producción conjunta de semiconductores de memoria dinámica de acceso aleatorio random (DRAM), cuya, fabricación comenzará en otoño de 1999.

Este acuerdo supone una inversión inicial de 100.000 millones de yenes (unos 130.900 millones de pesetas), subscrita al 50% por ambas compañías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1995

Más información

  • Reduce entre un 35% y un 40% el valor de su producto estrella