Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:HOGUERAS DE AGOSTO

El día de la prensa del corazón

El jueves (o sea, ayer) es el único día de la semana en que a una mujer no se le pueden pedir esfuerzos extraordinarios. Aparte de que, con este calor no deberían pedírsele a nadie, ya que el único capaz de seguir trabajando tan feliz es Boris Yeltsin, que lo hace desde el minibar de su habitación (sus subordinados llaman a lo suvo su pasión, por las bebidas fuertes"). En mi opinión, en jueves, 'cualquier desplante debe estamos justificado: llamar foca al jefe, meter a los niños en el horno, abofetear a los subalternos, contratar a un asesino a sueldo para que nos libre del ginecólogo, abandonar las clases de macramé. Todo. Porque el jueves es el día en que una se precipita, arrollando ancianos y miembros de la tuna, al quiosco. El jueves, en fin, es el día en que aparecen las revistas. del corazón.Está científicamente comprobado que un Hola, un Diezminutos, un Lecturas o inclus.o un Semana la más sosa, Ia que menos se adapta a los tiempos-, abandonados como al desgaire sobre cualquier mesa en cualquier lugar -de la Real Academia a una churrería, de barrio, pasando por esta vera y propia redacción- duran menos que un plato de chanquetes delante de los Griffith. Es un vicio, una adicción, una necesidad imperiosa de cotilleo una atracción fatal. Llámen lo como quieran.

El caso es que hoy (por ayer) pensaba dedicar parte de, este espacio a una mujer que, en su época, dio mucho que escribir a los cronistas frívolos, fue víctima de todas las puñaladas posibles la pobre, además, no tenía muy buena mano con la prensa amarilla y, con el paso de los años, no sólo. se convirtió en un mito, sino, que se ha revelado como una de las personalidades más serias -trágicamente seria- del mundo del cine. Me refiero a Marilyn Monroe, que en la madrugada del 4 al 5 de agosto hará 33 años que murió.

Pues bien lo tenía todo a punto: el libro biográfico de Spoto, unas declaraciones de Pedro Almodóvar- cuya última y estupenda película, La flor de mi secreto, toca el tema de la soledad y el desgarro que tan bien le iban a Marilyn- y una especie de recogimiento, interior en el que me entreno para hablar de la santa, cuando, de repente, me di cuenta de que era jueves. Y pequé.Me. abalancé sobre las revistas, y no era para menos. Si uno toma la precaución de saltarse las terriblemente horteras páginas de la fiesta póstuma y el entierro de, Jaime de Mora y Aragón -seguramente, el primer noble incinerado con gafas en la historia de las esquelas de Abc-; si uno sobrevive a las fotos de María del Monte e Isabel Pantoja dándose la manita mientras retozan en la playa; si uno no perece de la sobredosis de Ana Obregón con que se nos obsequia; si la prolijidad con que se nos explica qué piensa hacer Furiase con Lolita no produce serias mermas en la capacidad neuronal; en fin, si por encima de todo, sabemos. leer e interpretar fotos y textos, nos encontraremos con un par de noticias francamente inquietantes.

La primera es que va a cumplirse una especie de destino escrito en las rayas- de la mano de todos los españoles: un descendiente de Franco, Jaime Martínez,-Bordiú, contraerá mátrimonio con una descendiente de Juan March, el hombre que pagó la sublevación militar que dio inicio a nuestra guerra civil. La segunda noticia es-que Roberto Federici, el novio italiano de la nietísima del general, Carmen ex Rossi, ha participado estos días en una competición nautida patroneando una embarcación llamada, tachán (esto sí que es suspense y no lo de los empleados de Galerías Preciados esperando a ver quién entra en Nuestra Señora del Corte Inglés), Porcelanosa,

Se me abren las carnes sólo de pensar lo que puede dar de sí una nueva campaña de alicatados y jet-set. Quitémonos el mal sabor recordando que, aunque ella nunca lo supo, Marílyn Monroe dejó detrás de sí una filmografía llena de aciertos. Hoy día habría actuado de comparsa de Sylvester Stallone.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de agosto de 1995

Más información

  • Marilyn murió hace ahora 33 años, pero el alicatado goza de buena salud y amenaza de nuevo vía Carmen Rossi