Los Quince acuerdan reducir el crecimiento de los gastos para 1996

Los 15 Estados miembros de la Unión Europea (UE) dieron ayer el visto bueno, en primera lectura, al anteproyecto de presupuesto para 1996 que será ahora remitido al Parlamento Europeo, la segunda autoridad presupuestaria de la Unión. El acuerdo supone una rebaja del crecimiento de los gastos propuestos por la Comisión Europea de medio punto en los créditos de compromiso y de 0,8 puntos en los créditos de pago, con respecto a este año. En el acuerdo alcanzado ayer la LE aumenta en 8.000 millones de pesetas los créditos de compromiso para las redes prioritarios de infraestructuras.

De acuerdo con el anteproyecto, en 1996 el presupuesto comunitario alcanzará los 86.019 millones de ecus (unos 13,8 billones de pesetas) en créditos de compromiso, y 81.360 millones de ecus (unos 13 billones de pesetas) en créditos de pago. Los créditos de compromisos se derivan de los acuerdos alcanzados por los Quince para 1996 y años siguientes, mientras que los créditos de pago cubren los gastos relativos a 1996 y años anteriores. Las cifras acordadas respetan las perspectivas financieras aprobadas por el Consejo Europeo de Edimburgo. El total de los créditos de pago propuesto por la Comisión Europea, que ha sido rebajado en la reunión ministerial de ayer, alcanza el 1,191/o del PIB comunitario. Para el ejecutivo comunitario el presupuesto de 1996 se enmarca en una "política de rigor".El anteproyecto, cuyo capítulo de gastos no obligatorios podrán ser modificados por el Parlamento Europeo, incluye el acuerdo alcanzado entre el Consejo de Ministros y la Eurocámara para reducir en 100 millones de ecus (unos 16.000 millones de pesetas), de aquí a 1999, los gastos administrativos de las instituciones comunitarias.

Política de rigor

Varios Estados miembros -liderados por Francia y Austria- deseaban aumentar en 10 millones de ecus el presupuesto destinado a las grandes redes de infraestructuras. Al final, los Quince optaron por incrementar esta partida en 50 millones de ecus en gastos de compromiso y 20 millones de ecus en gastos de pago. Los Quince destinarán 463 millones de ecus (unos 74.080 millones de pesetas) a créditos de compromiso y 299,5 millones de ecus (unos 47.920 millones de pesetas) a créditos de pago para financiar los 14 proyectos prioritarios aprobados por los líderes europeos a finales del año pasadao en Essen.

El acuerdo también fija las cuantías de ayudas para el Este europeo y el Mediterráneo según las conclusiones del Consejo Europeo de Cannes. En el presupuesto se destinarán para la frontera sur unos 93.360 millones de pesetas en créditos pago y unos 144.000 millones en créditos de compromiso. Las cifras respectivas para la frontera este son de 183.520 millones y 197.600 millones de pesetas. El Parlamento Europeo apoyó ayer este incremento de ayudas pero se pronunció en contra de que se financie restando dinero de otras partidas.

En créditos de pago el anteproyecto incluye los 1.919 millones de ecus para proyectos del fondo de cohesión. Entre el 52% y el 55% de ellos se destina a proyectos de infraestructuras y medioambientales españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de julio de 1995.

Lo más visto en...

Top 50